«Si no fuera por él, ¿por quién iba a hacer esto?», ha confesado María José Campanario muy emocionada dirigiéndose a su marido.


Poco amiga de los platós de televisión, María José Campanario ha sorprendido como invitada estelar de ‘El Desafío’. La ocasión lo merecía. La odontóloga no solo ha querido estar al lado de Jesulín de Ubrique, también se ha animado a realizar una prueba extrema del concurso. Todo bajo secreto, para que su marido no estuviera al tanto de ningún detalle. «Esta es una sorpresa para la persona que duerme conmigo», explicaba con cierto misterio. 

Antena 3

Antes de iniciar el reto, la odontóloga ha querido bromear con el presentador: «La adrenalina me pone, si no no llevaría 21 años con mi marido». También ha dejado claro que había entrenado con mucho cuidado para que todo quedara en una sorpresa. «Tengo que dar gracias al equipo y a los compañeros que han visto los entrenamientos. Él sabía que la prueba estaba relacionada con el agua, pero no sabía que era esto», ha confesado enfundada en un traje de neopreno y dispuesta a sumergirse en una urna. Asimismo ha señalado que su osadía había surgido a raíz de ver a Pilar Rubio. «Esta prueba te la tengo que agradecer a ti. Yo de mayor quiero ser como Pilar Rubio. Así que allá vamos».

El reto de María José Campanario

La mujer del torero se ha introducido en el interior de una urna repleta de agua. El desafío ha consistido en encontrar cuatro llaves y abrir los cuatro candados que cerraban la caja de cristal. Un reto que ha puesto a prueba su claustrofobia y en la que ha trabajado la apnea. Jesulín de Ubrique ha seguido con mucha atención todo lo que acontecía en el plató, también con cierta intranquilidad. Entre el público, sin perder detalle, se encontraba su hija, Julia Janeiro. 

Antena 3

María José Campanario ha superado la prueba con éxito y al salir a la superficie se ha mostrado muy feliz. Se ha fundido en un tierno abrazo con el torero. «Va por vosotros campeones, sobre todo, por mi marido. Si no fuera por él, ¿por quién iba a hacer esto?», ha dicho con evidente emoción. Acto seguido, Roberto Leal ha reconocido que había visto sufrir a María José Campanario, pero que su marido lo había pasado igualmente mal. «Ha sido sufrimiento compartido».

Antena 3

Finalmente, no ha podido más que derrumbarse y ha terminado llorando. Entre lágrimas ha revelado que había sido un auténtico reto para ella enfrentarse a este desafío. También que había sido muy gratificante. «Necesitaba este ‘tú puedes María José’. Lo necesitaba mucho». El jurado ha aplaudido su actuación, sobre todo, Pilar Rubio. «Es la prueba más romántica que he visto en mi vida. Por él, por ella, por el amor que se tienen y por cómo se cuidan en estos momentos», ha afirmado la mujer de Sergio Ramos.