Manolo Escobar tiene una hija, Vanesa, que fue adoptada. Pese a que una gijonesa de 59 años tratase de demostrar ser su hija biológica, la jueza ha determinado que no es así


María Eva García Figueras no es la hija biológica de Manolo Escobar. Así lo ha determinado finalmente la jueza de Primera Instancia número 54 de Madrid, tras un juicio discreto que se celebró el pasado mes de noviembre. Tras atender la petición de la demandante y después de escuchar su versión de los hechos y analizar los datos que se ofrecían como prueba, ha determinado que no existen pruebas concluyentes para establecer que esta mujer de Gijón, de 59 años, sea hija biológica de Manolo Escobar, como así afirmaba.

El cantante, que falleció en 2013, finalmente no tiene una hija más, como así pretendía demostrar María Eva García Figueras hace dos años, cuando inició un proceso legal en su ciudad para tratar de conseguir el reconocimiento por parte de la familia del artista y, de paso, también lo que le correspondería de su herencia. Sin embargo, todo se ha quedado en nada, al determinarse que no es hija suya, por mucho que así lo creyese.

La madre de María Eva y Manolo Escobar supuestamente vivieron una historia de amor en 1960 en Barcelona. Fruto de su amor habría nacido ella, pero una juez determina que esto nada ha tenido que ver el cantante. Incluso ha contado con pruebas de ADN facilitada por los hermanos del artista, dado que él fue incinerado, demostrando con ello la falta de parentesco genético entre Manolo Escobar y su supuesta hija.

María Eva, la que podría haber sido declarada hija biológica de Manolo Escobar, ahora estudia solicitar un recurso de apelación contra la sentencia de primera instancia. Tiene firme su idea de que es hija del artista y cuenta además como prueba una carta manuscrita de su madre en la que así lo afirma: “Yo, con la cabeza lúcida, afirmo y juro que antes de mi matrimonio hubo una relación de novios con Manuel García Escobar. Después, mi María Eva nació por esa relación anterior. Mi hija María Eva García Figueras es hija natural, de sangre, de Manuel García Escobar, el conocido Manolo Escobar. Lo firmo y juro”.

Por el momento, la sentencia no es firme y como cabe posibilidad de recurso, quizá esta historia de un giro y Manolo Escobar pueda tener una nueva hija, pese a llevar 6 años descansando en paz.