Desde que comenzara la guerra familiar entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja, el DJ se está enfrentando a nuevos problemas. ¿Qué le pasa?


Este lunes, Kiko Rivera anunciaba una drástica decisión: la de dejar de conceder entrevistas para hablar de los problemas familiares que tiene con su madre, Isabel Pantoja, a causa de la herencia de Paquirri, de los conflictos económicos y de las carencias afectivas que ha sufrido desde que era pequeño. Kiko ha concedido diferentes entrevistas y ha acudido a varios platós de televisión (el último el pasado domingo) para seguir aireando todo lo que ocurre en Cantora.

Ahora, todo esto le está pasando factura y por este motivo ha decidido abandonar ya esa faceta suya como personaje mediático y centrarse en el trabajo y en su familia. Dos facetas de él que también se han visto muy afectadas. Además de perder a una madre, Kiko Rivera está sufriendo mucho más. Desde que comenzara esta guerra, su vida ha dado un giro de 180 grados y tal y como él mismo aseguró le está derivando incluso en problemas de salud.

Kiko Rivera está sufriendo problemas de salud a raíz de la guerra con su madre

«Tengo que mirar por mi salud, tengo que mirar que esto me ha afectado de todas las maneras, he engordado. Tengo una ansiedad que te cagas y estoy hay que solucionarlo», aseguró Kiko en un vídeo que compartió hace unas horas en su perfil de Instagram. A pesar de que ha asegurado de que no se va a rendir en la batalla con su madre, ahora lo hará de otra manera debido a que esta situación le está afectando a su vida persona. Así lo contó el propio DJ: «Ya me está afectando a mi día a día. Tengo mal humor, peleo con mi mujer, peleo con mis amigos… Hay veces que no tengo ganas de nada y básicamente estoy harto».

Vídeo: Instagram

Son muchos los aspectos que Kiko Rivera ha descuidado para enfrentarse de manera mediática a su madre. Además, esto le ha hecho reabrir muchas heridas del pasado. Algo que ahora le puede jugar una mala pasada. Y es que tal y como confesó el propio DJ, al salir de cada uno de los programas a los que ha acudido para hablar de su madre, ha salido completamente «destrozado». Una situación que no puede seguir soportando y por este motivo ha tomado la decisión de pararlo y enfrentarse a su madre de otra manera: en los tribunales, si fuera necesario.

Han sido unos meses muy complicados para Kiko Rivera, ya que él mismo confesó que se había sentido engañado por su madre y por la gestión del patrimonio de su padre, Paquirri. Según Kiko, se atreve a decir que Isabel Pantoja incluso le ha robado. Ahora, deja de lado todos esos platós para recuperar su vida y su relación con Irene, que incluso se ha visto afectada por la actual situación.