Kiko Rivera ha terminado con Universal Music, la discográfica con la que firmó a finales de 2020 para impulsar su carrera. Sabemos los motivos de su salida.


Kiko Rivera ha comunicado este jueves 27 de enero que deja de formar parte de Universal Music, la discográfica con la que firmó a finales del 2020 y cuya exclusiva te ofrecimos en SEMANA. Entonces, estaba ilusionado, pues una compañía mundialmente reconocida había confiado en él, por lo que  entendió que su música sonaría con más fuerza. Solo 13 meses después de aquello, la relación contractual entre ellos ha terminado y, según el DJ, «por fin tendrá el control de su música». Eso sí, no parece haber sido de mutuo acuerdo, sino después de varios tiras y aflojas. «Universal ha terminado cualquier relación laboral con él porque no ha cumplido con las expectativas generadas, ni en ingresos ni en música», dicen a esta revista.

Además, Kiko Rivera, tampoco ha hecho caso a las peticiones por parte de esta empresa, quien, según pudo saber SEMANA, le dio un toque de atención debido a su comportamiento en redes sociales. Le rogaron que huyera de escándalos y que solo se centrara en el ámbito musical, sin embargo, él ha utilizado su perfil para responder y estallar contra miembros de su familia cuando lo ha considerado necesario. «Se han cansado de que su vida se televisara. Querían que se controlara y que su imagen fuera más profesional. De hecho, incluso le recomendaron que se cambiara de casa porque las cámaras le podían ver y grabar desde la calle», añade una fuente que conoce muy bien el final entre Kiko Rivera y Universal Music.

Kiko Rivera dj
© Redes sociales.

El punto y final entre ellos no ha sido tan apacible como se está haciendo pensar, ya que no han podido dar el giro a Kiko que en Universal tenían en mente. Intentar controlarle sus movimientos públicos no ha sido suficiente y al final han tomado caminos por separado. No ha habido punto de encuentro. «A veces decía burradas y respondía a polémicas con su hermana o con su madre. En la compañía discográfica siempre han buscado que Kiko tuviera un perfil más blanco, pero no ha sido posible. Al final, ha habido desencuentros», deslizan.

Tras ‘Cantora: la herencia envenenada’ y tras sentirse engañado por su madre, Kiko Rivera empezó a ver cómo la vida le sonreía. Firmó el contrato soñado y empezó a trabajar duro para remontar poco a poco, sin imaginar entonces que solo un año después todo se rompería en mil añicos. Kiko, por su parte, tiene una versión completamente distinta a la que ha accedido esta revista. Él prefiere quedarse con que ha sido de mutuo acuerdo y que, además, ya tiene las riendas de su música. «Con este single se acaba mi camino con Universal. No voy a profundizar en esto pero ha sido de mutuo acuerdo. Vuelvo a tener el control. Vuestro Kiko seguirá siendo el mismo. Vuestro Kiko siempre da la cara», ha escrito él. ¿Dará ahora más explicaciones al respecto? Solo el tiempo lo dirá.

© SEMANA

Mientras tanto cuenta con el apoyo incondicional de su mujer, Irene Rosales, que no le suelta de la mano ni un instante. Con un escueto, pero tajante mensaje, la hispalense ha dejado claro que siempre podrá contar con ella, pase lo que pase y pese a quien le pese. «Y vamos a seguir a tu lado y apostando por ti siempre. Te quiero», ha respondido ella en la última publicación de Kiko Rivera. 

Te interesará saber...

?

¿Cuándo firmó Kiko Rivera con Universal Music?

A finales del año 2020, Kiko Rivera llegó a un acuerdo con Universal Music, la que había sido compañía también de su madre, Isabel Pantoja. Tal y como pudo saber SEMANA en exclusiva, se trataba de un paquete de 10 temas musicales. Ahora en enero ha terminado cualquier relación contractual.