Kiko Rivera ha roto su silencio sobre cómo vivió ver a su madre, Isabel Pantoja, sentada en el banquillo de los acusados.


Kiko Rivera fue el único miembro de la familia de Isabel Pantoja que no se rompió en directo. El DJ no se pronunció públicamente tras ver a su madre en el banquillo de los acusados en la Ciudad de la Justicia en Málaga, donde la Fiscalía ratificó que solicitaban para ella tres años de cárcel. Ella estaba rota, sin embargo, su hijo permanecía ajeno a lo sucedido. Hasta ahora. Un día después ha roto su silencio en sus redes sociales, donde asegura que «vivió un día de mierda». «Ayer fue un día complicado, soy humano y tengo corazón. No fue un momento precisamente bonito. Cuando estamos en caliente y enfadados podemos llegar a decir cosas que realmente no sentimos, así somos los humanos», comienza diciendo en una storie de Instagram en la que se ha confesado.

Kiko Rivera madre Isabel Pantoja banquillo
Redes sociales

Aunque el futuro judicial de la cantante todavía es una incógnita, lo cierto es que su situación es complicada. Ocho años después de ingresar en prisión y vivir su peor pesadilla, Isabel Pantoja podría entrar de nuevo a la cárcel, una posible condena que a Kiko le produce un gran dolor. «Espero de corazón que a mi madre no le suceda nada malo, aunque ya es hora de que se ponga en manos de gente que le pueda ayudar y aunque le duela, separase de quien no le hace bien. La mejor defensa no es atacar y alegrarse del mal ajeno, se puede volver en tu contra. Eso deberían de aprenderlo algunos», continúa en este escrito.

Isabel Pantoja banquillo
© Gtres.

Si bien la relación con su madre es inexistente, Kiko asegura que no es plato de buen gusto ver a su madre pasar por ese trago tan complicado para ella. Él, como el resto de España, vieron en televisión cómo la artista se derrumbaba ante el juez y como no podía reprimir sus lágrimas. «Confío en mi hermano porque es la única persona que tengo», espetó la cantante en la sala de los juzgados de Málaga. Separada de sus hijos y con un contacto que, a día de hoy, es nulo, Isabel insiste en que solo tiene a su hermano Agustín junto a ella. «Si te equivocas pagas y eso es algo que, por suerte o por desgracia, para otros es así. No se equivoquen, yo ya no formo parte de esa familia, pero eso no quita que ayer fuese un día de mierda. Recuerden, soy humano y, aunque no quiera saber nada de esto, no deja de ser mi madre», finaliza Kiko Rivera.

© SEMANA.

Aunque este varapalo no es el único que ha sufrido Isabel Pantoja últimamente. Según ha podido saber SEMANA en exclusiva, Isabel Pantoja ha sido abandonada por su gestor y en el interior de nuestra revista traemos contenido exclusivo. No te puedes perder esta semana el último número y es que te detallas cómo se ha roto esta relación contractual, así como los motivos que la han desencadenado.