Tras la visita de su madre a los juzgados, el DJ ha compartido un contundente mensaje.


Este jueves ha sido un día especialmente duro para Isabel Pantoja. Hace apenas unas horas acudía a los Juzgados de Chiclana en calidad de testigo para testificar en la causa abierta entre su hermano, Agustín Pantoja, y su hijo, Kiko Rivera. La complicada situación familiar se ha apoderado de sus nervios, y tras sufrir un ataque de ansiedad, ha tenido que abandonar los tribunales rota en llanto. Mientras tanto, el DJ lanzaba un  tajante mensaje en las redes sociales con las que ha dejado muy claro que la distancia con su madre es cada vez mayor.

Instagram

«Es mejor no esperar nada de nadie. Quien te piense que te escriba. Quien te extrañe que te busque. Quien te quiera que lo demuestre 😍 . Feliz día familia ♥️  Prontito llego con sorpresas», ha escrito en su cuenta de Instagram. Sus palabras, acompañadas de una foto en actitud reflexiva, no dejan lugar a dudas. En lo relativo a la relación con su madre, el sevillano ha tirado la toalla. No cuenta con ella para nada.

Instagram

Apenas unas horas antes, Kiko Rivera lanzaba otra bomba en las redes. A través de Stories compartía otro mensaje lapidario. «La familia no siempre es de sangre. La familia son las personas en tu vida que te quieren en la suya. Son aquellos que te aceptan por quien eres. Aquellos que harían cualquier cosa por verte sonreír y aquellos que te aman sin importar nada», sentencia.

No cabe duda de que la jornada también ha sido muy difícil para Kiko. Ver cómo su madre apoya a Agustín en la guerra judicial que ha emprendido contra él no le ha resultado sencillo. Y, una vez más, ha explotado en el medio donde se siente más cómodo: las redes sociales.

La reacción de Kiko Rivera sobre la visita de su madre a los juzgados

Tan solo unas horas después de que se supiera que la cantante había acudido a declarar en calidad de testigo en la demanda que Kiko Rivera interpuso a su tío, el músico ha reaparecido por las calles de Castilleja de la Cuesta. Y, ajeno por completo al asunto, ha hecho oídos sordos a las preguntas de la prensa. Con la mirada impasible, Kiko no ha querido ni responder ni pronunciarse sobre la presencia de su madre en los tribunales. Puedes ver la impasible reacción del cantante en el siguiente vídeo. No te lo pierdas y dale al play.

Vídeo: Europa Press