El hijo de la tonadillera ha reconocido que aún está intentado asimilar el conflicto que ha tenido con su madre.


No están siendo tiempos fáciles para Kiko Rivera. El DJ está pasando por una auténtica montaña rusa de emociones a raíz de su guerra con Isabel Pantoja. A pesar de que intenta ponerle buena cara al mal tiempo para centrarse en su música, así como su mujer y sus hijos, lo cierto es que el interprete de «Así soy yo» se ha puesto nostálgico este fin de semana al echar la vista atrás y recordar su infancia. El marido de Irene Rosales ha lanzando una profunda reflexión y ha aprovechado la ocasión para volver a lanzarle un dardo envenenado a la tonadillera.

Redes sociales

Este domingo, Kiko Rivera hacía uso de sus redes sociales para compartir un pensamiento que se le había venido a la cabeza después de ver una foto suya de bebé. En concreto, el DJ lanzaba una reflexión acerca de los años que lleva expuesto a la vida pública, algo que no pidió ni decidió. «37 años en el ojo del huracán, a veces para bien a veces para mal. No elegí ser conocido, simplemente me tocó, siempre observado y siempre vigilado. Me ha dado muchas cosas, pero también me las ha quitado», comenzaba a escribir junto a la simpática instantánea.

Kiko Rivera reconocía que había sido feliz a lo largo de su vida, aunque dejaba claro que había tenido alguna que otra carencia. «Me faltó más amor que juguetes«, admite en claro ataque hacia la tonadillera. El DJ sabe que su vida ha cambiado mucho desde que le hicieron esa foto cuando tan solo era un recién nacido e insiste en que todavía está pasando por el proceso de asimilar todo lo que ha ocurrido en su guerra con su madre y su tío Agustín. «Como todas las heridas, esta también sana. Aunque tenga días grises y tristes, que los tengo, hoy quiero volver a ser ese niño que estaba con sus padres y familia», explica.

«Aunque no recuerde o no supiese lo que la vida me tenía preparado, era muy feliz. La vida continúa familia virtual. Ahora soy yo el que no debo permitir que mis hijos piensen como yo pienso hoy en día«, terminaba de reflexionar. Unas palabras que han sido aplaudida por sus seguidores después de que Kiko Rivera tuviera que salir al paso, entre bromas, para negar que fuera su cumpleaños.

Kiko Rivera, centrado en ser feliz

Kiko Rivera se ha alejado del foco mediático para intentar sanar sus heridas. El DJ está centrado en aprovechar el tiempo para estar con los suyos y poder pasar más tiempo con sus hijos, quienes, según explicó en su momento, no se merecen verle triste. El hijo de la tonadillera no está dispuesto a perdonar a su madre si esta no reconoce que se ha equivocado y hace frente a todas las deudas que tiene. A pesar de su dolor, el que fuera concursante de ‘GH Dúo’ reconoció hace unas semanas que su sufrimiento era mayor al ver que sus hijos habían perdido todo tipo de contacto con su abuela. Eso sí, el cantante se muestra feliz puesto que su relación con su hermana ha mejorado con creces.