Coincidiendo con la celebración del séptimo aniversario de Kiko Rivera e Irene Rosales, la pareja se ha ido a disfrutar de unas vacaciones en Cádiz en compañía de sus hijas y unos amigos.


Kiko Rivera e Irene Rosales han encontrado el momento perfecto para disfrutar de unos días de relax y desconexión en compañía no solo de sus hijas, Ana y Carlota, también junto a unos amigos. El lugar elegido ha sido las playas de Cádiz y allí han podido pasar unos días increíbles en familia que nunca olvidarán, donde han podido pasarlo en grande y compartir risas con todos sus acompañantes.

En medio de las negociaciones de la venta de su parte de Cantora, Kiko Rivera ha querido irse de vacaciones para coger energía y poder volver a la lucha y al trabajo con las pilas cargadas. A este frente que tiene abierto se le une todo el malestar que arrastra por haber iniciado una guerra mediática contra su madre, Isabel Pantoja, con la que lleva meses sin hablarse.

Además, se suma el enfrentamiento que también tiene abierto contra su tío, Agustín Pantoja, al que ha demandado por presunto delito de estafa. Aún así, hay tiempo para todo, y en medio de la resolución de todos los frentes que tiene abiertos, el dj ha querido irse de vacaciones con su familia, coincidiendo con el séptimo aniversario de amor junto a Irene Rosales.

Kiko Rivera disfrutó de ratos divertidos con sus amigos

Vídeo: Europa Press.

Estos días vienen ahora mejor que nunca a él y a su familia. Hay que recordar que hace apenas unos días, Kiko Rivera reconocía que no es nada fácil para su familia vivir con un dj, ya que necesita un espacio de trabajo en su vivienda, concentración y el apoyo de todos ellos. Aunque no desvelaba el porqué de sus palabras, lo que dejó claro es que lo único que no quiere es ser tachado de vago. «Vivir con un músico, productor, DJ o alguien con talento como pareja no es fácil. Él se ve a si mismo como artista. Tú o tu familia quizás lo ven como un vago. Su estabilidad emocional es importante para que su creatividad fluya. También, el músico requiere espacio para practicar. Requiere concentración para llegar al próximo nivel. Requiere apoyo de la familia, pareja o amigos. El músico necesita ser comprendido por su familia y amigos. Y quizás, sólo quizás, necesita sentirse admirado en su casa. Después de todo, nos gustan los aplausos. Así de simple. Un besito para todos mis compañeros y compañeras», escribía Kiko Rivera en su perfil de Instagram.

Irene Rosales, relax y desconexión con sus hijas

Vídeo: Europa Press.

Así también Kiko reconocía que para Irene Rosales no ha debido de ser sencillo estar a su lado, ya que ha sufrido altibajos y en todo momento ha necesitado a su mujer como punto de apoyo. Para ella siempre ha tenido palabras de agradecimiento y es que ha permanecido a su lado pasara lo que pasara, siendo la sevillana quien no le ha dejado solo en ningún momento.