Nada le hacía imaginarse a Kiko Matamoros que este domingo iba a vivir uno de sus días más felices en ‘Supervivientes‘. Y es que hace unos días os anunciábamos que Marta López Álamo, la novia del colaborador de televisión, había puesto rumbo a Honduras para darle una sorpresa. Un momento único que se vivió entre lágrimas y declaraciones de amor. Eso sí, no ha sido fácil para Kiko, que antes ha tenido que enfrentarse a una broma por parte de la dirección del programa. Y es que iba a quedarse en «Cayo gallo», una nueva ubicación (inventada, por supuesto) donde iba a vivir sus horas más bajas del concurso. Pero lo que de verdad iba a vivir eran sus horas más románticas al lado de su novia.

Kiko Matamoros se ha enfrentado a una broma sin imaginarse lo que le esperaba

Todo ha comenzado cuando sus compañeros, quienes también se han reencontrado con Marta López, han votado al más gruñón de grupo ‘Fatal’, convirtiéndose Kiko Matamoros en el más votado. Le ha tocado abandonar su localización para conocer su nuevo destino: un pequeño, pero pequeño, trozo de tierra donde iba a tener que pasar unas horas y demostrar sus verdaderas dotes de supervivencia. Así se lo ha hecho saber Ion Aramendi que, desde el plató, se desternillaba de la risa al conocer lo que estaba a punto de pasar. El colaborador ha vuelto a la playa para recoger sus pertenencias y poner rumbo a ‘Cayo gallo’, sin imaginarse que su novia estaba a escasos metros de él escondida detrás de una palmera.

Momentos después, la modelo ha salido para darle esta tremenda sorpresa. En un primer instante, Kiko Matamoros se quedaba impactado por lo que acababa de ocurrir y la pareja se ha fundido en un emotivo abrazo, mientras ella lloraba de manera desconsolada y no podía dejar de dedicarle palabras de cariño «te amo». Él, no se ha separado ni un momento de su novia. «Muchísimas gracias, ha sido el mejor regalo de mi vida», ha dicho él sin dejar de darle besos y abrazos a la modelo que este mismo jueves puso rumbo a Honduras. Poco después, Ion Aramendi ha hecho la pregunta del millón: «¿Os gustarían que sonaran cocos de boda?», ha preguntado el presentador.

Kiko Matamoros y Marta López
Telecinco

Las románticas palabras del colaborador de televisión: «Sueño con casarme con ella»

Kiko Matamoros se ha abierto en canal al escuchar la pregunta de Aramendi y no ha dudado en responder: «Me encantaría que sonaran cocos de boda, desde que estoy aquí sueño con casarme con Marta y no quería decírselo públicamente, pero lo hemos hablado y se lo tengo que pedir formalmente, por eso no quiero decírselo en publico, pero es en lo único que pienso desde que estoy aquí«. Unas románticas palabras de amor que no han pasado desapercibidas en el entorno de la pareja. La modelo ha asegurado que quiere pasar el resto de su vida al lado de Kiko. «Estoy tan enamorado que era como que me faltaba una parte de mí, saber que me apoya y que tenemos un proyecto de futuro ilusionante y bonito me hace superfeliz», continuaba diciendo Kiko.

¿Cuántos años de diferencia se llevan Kiko Matamoros y Marta López?

Marta López Álamo tiene 25 años y Kiko Matamoros, 65, por lo que entre ellos se llevan 40 años de diferencia.