Kiko Matamoros ha mostrado en ‘Sálvame’ cómo ha quedado después de hacerse una marcación abdominal y algunos otros retoques.


Kiko Matamoros se sometió a una marcación abdominal hace algunos días, sin embargo, no ha vuelto a plató hasta este lunes 5 de julio. El colaborador de televisión se encontraba de baja médica, pues eran muchos dolores que él tenía, tanto es así que ni siquiera pudo acudir al tanatorio de su amiga, Mila Ximénez. No han sido días fáciles para él, pero por fin se ha reincorporado a su puesto de ‘Sálvame’ y ha mostrado, por primera vez, cuál es su nueva cara y nuevo cuerpo tras pasar por quirófano. Y es que, cabe recordar, que el tertuliano también se sometió a una blefaroplastia para eliminar la piel sobrante de sus párpados, tal y como te mostramos en las imágenes exclusivas de la revista SEMANA. Apenas se le ha podido ver estos últimas días, por lo que era un auténtico secreto su nuevo aspecto después de su último retoque estético.

Kiko Matamoros

El colaborador ha llegado en una ambulancia que le ha llevado desde su casa hasta plató, de hecho, le han desplazado en camilla hasta ‘Sálvame’. Con ciertos dolores, una gorra, mascarilla y unas enormes gafas que cubría su rostro, ha sido mucha la preocupación por parte de sus compañeros en plató. «Está un poco mareado», decía Nuria Marín cuando se ha bajado de la camilla. «Hace 13 días que me operé, tengo que estar enfajado hasta la próxima semana», ha empezado diciendo. «Me he hecho una blefaroplastia y esto lo noto mucho. Me he hecho una cosa en la oreja, lo de los ojos, me he extraído las glándulas mamarias al no cumplir ninguna función biológica y te puede producir un cáncer de mama (…) También es para marcar el pectoral y esto casi no duele. Lo que sí es molesto es lo del abdomen porque es una liposucción que me han quitado muchísima grasa, en concreto, 3 litros. No sabía que tenía tanto, tenía sobre todo en los flancos», ha dicho.

Kiko Matamoros

Kiko ha relatado que le han incluido unos tubos durante 21 días con el fin de que se le marquen sus abdominales. Todas las intervenciones se hicieron en un mismo día, una operación que duró aproximadamente 4 horas y tras la que ha necesitado de la ayuda de su pareja, Marta López. Si bien todavía no se ha podido ver cómo ha quedado su ‘six pack’, sí que se ha levantado la camisa para enseñar la faja que debe lucir durante unos cuantos días más. Quien se ha mostrado un poco molesta con las imágenes que se estaban viendo en la pantalla del posoperatorio de Kiko ha sido Lydia Lozano, quien aseguraba no sentirse del todo bien, ya que eran demasiado impactantes.