Muy afectado tras ver la reacción de su hija tras su entrevista en el ‘Deluxe’, el colaborador admite: «Creo que cada vez las cosas están más complicadas».


Este lunes, Kiko Matamoros ha dado explicaciones sobre su entrevista en ‘Domingo Deluxe’, donde habló de sus adicciones: «Soy cocainómano desde los 15 años». En una de sus intervenciones más sinceras, el colaborador explicaba cómo ha llevado una vida de fiestas y excesos asociada a la cocaína, con sus más y con sus menos. Ha detallado que el periodo de mayor consumo fueron sus años de matrimonio con Makoke.

Como era de esperar, sus palabras han provocado reacciones en su entorno familiar. Y es que, según él mismo ha detallado, sus hijos no sabían de sus hábitos, pero lo «intuían». En el caso de su hija pequeña, Anita Matamoros, no ha tardado en dar respuesta a las declaraciones de su padre en el medio donde mejor se desenvuelve: su cuenta de Instagram. La joven no suele pronunciarse respecto a las polémicas mediáticas de sus padres o su hermano, Javier Tudela. Sin embargo, en esta ocasión ha querido sí lo ha hecho.

Anita habla en sus redes de «cuando algo te sobrepasa»

A través de sus redes sociales, la ‘influencer’ ha compartido un vídeo en Stories en el que advierte que sus ‘followers’ nunca encontrarán rastro alguno de «morbo» o «cotilleo» en sus posts. “Cuando algo te sobrepasa, tienes que tener una buena actitud”, dice. Y es que ha encontrado su «bandeja de entrada» llena de mensajes, «echando humo», así que ha aclarado que todo esto le resulta «complicado», pero es importante «intentar canalizar de la mejor manera posible».

© Redes sociales.

“Para mí no es fácil ver a mi hija exhibida en público por problemas o enfrentamientos de su padres o su hermano. No me gusta”, ha explicado el colaborador al ver la publicación de la pequeña de su clan. «No me resulta nada cómodo por la situación en la que estoy con ella. Tengo sentimientos encontrados y no es agradable que se me remuevan ciertas cosas», añadía, cabizbajo y con la voz entrecortada.

«Las cosas están cada vez más complicadas»

Consciente de que la reconciliación está aún lejana, Kiko Matamoros no pierde la esperanza de que un día pueda arreglar posturas con Anita. “Creo que cada vez las cosas están más complicadas”, reconoce. «Si es verdad lo que dijo Marta López. No se puede ser optimista». Le ha dolido «el orgullo» y «muchas cosas» porque se ha sentido «estafado, engañado, manipulado, vilipendiado, difamado, injuriado». Pero al final las cosas, según de donde vengan hacen «más o menos daño».

Kiko Matamoros ha recordado que en el pasado ha tenido problemas con otros de sus hijos y la logrado poner fin a sus diferencias. «He tenido situaciones jodidas con mis hijos y al final se han resuelto. Es la esperanza que tengo». Por este motivo cree que con el tiempo será capaz de lograr un acercamiento con la benjamina de su familia.

Al hablar de Anita, el colaborador ha insistido en que «hay cosas que condicionan el ánimo». Asimismo, ha señalado que «sería más fácil si hubiera alguien en la que ella tuviera confianza y respeto o por el que sintiera cierto respeto intelectual que pudiera mediar y estar con los dos. Yo puedo asumir errores con mis hijas, pero ella tendrá que asumir los suyos y darme ciertas explicaciones y pedirme perdón».

Cree que su hija Anita «tiene que rectificar»

«Yo a mi hija la he respetado muchísimo, pero ella a mí no desgraciadamente. Quizás por la vehemencia que se puede tener a los 20 años, porque la hayan manipulado… Pero tiene que entender que por la vida no se puede ir pisando la cabeza de la gente alegremente, y menos la de tu padre. Entendería perfectísimamente si le hubiera faltado el respeto hubiera reaccionado como hubiera querido, pero no siendo así hay actitudes que no entiendo. Espero que algún día se dé cuenta, que algún día me eche de menos y le dé para poder rectificar y acercarse. Yo en ese sentido estaré con los brazos abiertos esperando, pero tiene que rectificar”, concluía.