«Si lo que he contado a la gente le parece escandaloso… es un auténtico aperitivo. Se puede descubrir la verdad de todos», advierte.


Este martes, Kiko Matamoros ha vuelto a la carga contra Makoke. El colaborador aseguró el pasado fin de semana haber sufrido «una tentativa de asesinato» por parte de alguien del entorno de la que fuera su mujer. Unas durísimas acusaciones de las que no se ha retractado: más bien ha vuelto a insistir en ellas en ‘Sálvame’. Incluso ha ido más allá y ha revelado datos muy reveladores sobre la malagueña que han dejado a sus compañeros «con la mandíbula desencajada» y «con la boca abierta», tal como ha contado Jorge Javier Vázquez. En su afán por detener la guerra con la madre de su hija Anita ha aportado nuevos datos de su vida en común con su ex.

Al episodios de los que ha había hablado, como el «consumo poco aconsejable», las «fiestas», y los «excesos» que ha vivido en relación a la cocaína, Matamoros ha dejado claro que el periodo en el que más consumió esta sustancia fue durante su relación con la colaboradora de ‘Viva la vida’. Unos años en los que sufrió, según ha relatado, «agresiones físicas» e «infinidad de historias», además de las supuestas intenciones de acabar con su vida por una persona próxima a Makoke. «¡Qué más delitos que un intento de asesinato!«, puntualizaba.

El colaborador, en pie de guerra

Sus compañeros de ‘Sálvame’ le advertían de que sus palabras le harían entrar en una zona peligrosa. «Ella va a entrar fuerte», le recordaba Mila Ximénez. «Mira qué miedo tengo», le contestaba. «He sufrido el ataque ella, de su hijo, del padre de su hijo… Mentiras de todo tipo. Y lo único que he hecho desde el minuto uno es templar gaitas. En la medida de lo posible pedí un pacto para que no se hablara de mi hija públicamente y lo rompió. ¡Que cuenten la historia como ha sido!», se quejaba.

El colaborador sabe que al hablar de sus adicciones y de episodios turbios de su pasado ha involucrado a Makoke. En su defensa ha manifestado que lo ha hecho porque «tenía que colocar en un contexto donde se pudiera entender el intento de asesinato y que ella podía haber sido una víctima de eso». Asimismo, ha dejado caer: «Yo explícitamente no la he acusado de nada, pero si ella entiende que ha sido así…».

Telecinco

No se arrepiente de una sola de sus palabras, pero sí ha querido matizar, una vez más, que no se jacta de sus adicciones: «He dejado claro que no me siento orgulloso de todo ello, reconozco que es algo absolutamente nocivo y peligroso para la integridad física y psíquica de cualquiera. Y he tenido la suerte de tener compañeras de vida ajenas a esto». De hecho, ha recordado que ha perdido a amigos por culpa de las drogas y del «consumo exagerado de estupefacientes». Uno falleció y otro «en Miami cayó desde un quinto piso. No se mató, pero se quedó mal porque perdió masa encefálica». A sus 64 años, se sabe afortunado, ya que otros en circunstancias familiares han perdido la vida: «Supongo que tiene que ver mucho con la genética. Puedo tener en mi casa lo que sea y puedo estar días sin consumir. Probablemente yo lo tenga que asociar a determinados momentos».

«Tenía asociado la droga al sexo»

Algunos de esos momentos que asociaba al consumo era cuando mantenía relaciones íntimas: «Yo tenía asociado la droga al sexo. Si no había droga no había sexo. Es un problema. Al final me producía todo un rechazo porque veía las cosas desde otro plano. Dije en su día que había un rechazo, que sexualmente no quería nada con ella. He contado lo que he vivido».

Foto: Gtres

«He tenido la necesidad de contar la verdad muy parcialmente. A lo mejor con el tiempo pienso que ha sido un error. Estaba ya muy saturado. A mí no me gusta que me amenace nadie. No sé cómo han sido tan torpes de echarme un pulso porque no me lo vais a ganar», añadía. «Tengo la verdad que queréis ocultar. En ese sentido soy de los que mueren matando. A mí no me achantan estos. Me pueden amenazar, pero me van a encontrar de verdad. Si lo que he contado a la gente le parece escandaloso… es un auténtico aperitivo. Se puede descubrir la verdad de todos».

«Si está tan mal que pare ya»

Por último, Kiko Matamoros lanzaba un aviso a su ex: «Para tocar el piano lo primero que hay que aprender es levantar la tapa para no pillarse los dedos. La mejor recomendación que le puedo hacer si está tan mal es que pare ya. Porque si no para el que no va a parar soy yo. Es una advertencia. Llevo así muchos meses».