Kiko Hernández ha revelado en ‘Sálvame’ que tras una crisis y pico de dolor en sus articulaciones, por fin, ha encontrado un tratamiento que sí le funciona.


Kiko Hernández ha lucido en los últimos veces unos guantes en sus manos que despertaron la curiosidad de la audiencia. Aunque él en un principio no quiso aclarar la razón por la que los lucía, en ‘Sálvame’ sí que comentó que su utilización se debía a las crisis que le provocaban la artritis psoriásica que padece. Estos le aliviaban y ejercían presión que mitigaba las molestias. Tal era el dolor que sentía que incluso se vio obligado a cambiarse de casa, pues era incapaz de subir escaleras. «No puedo mover bien la mano derecha porque me dan pinchazos y tengo los dedos inmóviles«, dijo algún tiempo. Tras un pico de estrés por la muerte de Mila Ximénez, Kiko Hernández sufrió una recaída y con ello mayores dolores, por lo que inició un nuevo tratamiento para que su angustia cesara. Feliz con los resultados obtenidos, Kiko explicó ante el público que, por fin, habían dado con la tecla.

Telecinco

“Estoy muy bien”, dijo el ex gran hermano, desvelando así que poco a poco la calma llegaba a su vida. Justo después de que Rafa Mora explicara que había sacado buenas notas en los estudios como periodista, Kiko Hernández comentó qué beneficios estaba notando después comenzar con esta terapia. “He sacado un diez en mi nuevo tratamiento y ya me puedo levantar perfectamente”, espetó mientras levantaba la pierna o hacía algún movimiento que habitualmente era incapaz de hacer. Una excelente noticia si se tiene en cuenta que esta enfermedad de las articulaciones provoca inflamación, dificulta los movimientos y da sensación de calor. Fue hace tan solo unos meses cuando por un problema de lumbalgia tuvo que acudir al plató en silla de ruedas, lo que hizo saltar todas las alarmas.

© Telecinco.

Este problema de salud provoca un sabor agridulce. Aunque querría disfrutar al máximo de su tiempo en plató así como de sus dos hijas, la artritis psoriásica se lo impide. Para ello él ha tratado de poner remedio y ha iniciado un tratamiento que, al parecer, le está funcionando de maravilla. Prueba de ello que este martes se atreviera a bailar al ritmo de ‘Todo de ti’ de Rauw Alejandro, lo que demostró que con paciencia vuelva a ser el mismo de siempre. Si bien hace solo algunas semanas Kiko Hernández era incapaz de hacer ciertos estiramientos, ahora se ha puesto en manos de expertos para combatir su enfermedad. Se levanta sin problema alguno de la silla y vuelve a mostrarse ágil cada vez que aparece en pantalla, lo que le hace sonreír cada día un poquito más.