Kiko Hernández ha sido uno de los colaboradores de televisión que ha cambiado en el último año la opinión sobre Rocío Carrasco. En la gala homenaje a Rocío Jurado, Kiko esperó a que la protagonista de ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’ terminara de hablar con más colaboradores del programa para abrazarla. El directo ya había finalizado, pero no se quería volver a casa sin darle a Rocío todo el amor a través de un abrazo que ahora él mismo ha compartido en sus redes sociales.

Junto al vídeo, Kiko Hernández no ha dudado en dedicar unas palabras a Rocío: «En este vídeo se explica todo… qué suerte conocerte y entender contigo el sufrimiento de una madre que vivió según su relato violencia vicaria por el innombrable», ha empezado diciendo, dejándole claro que su discurso le ha hecho aprender mucho.

Pero la cosa no se ha quedado ahí. Y es que Kiko ha querido lanzar en esta dedicatoria una pullita a Antonio David Flores, al que prefiere llamar como el «innombrable»: «Innombrable, somos afortunados de que ya no formes parte de nuestras vidas, ni de nuestra profesión. Cuando puedas, explícale a la pegamadres la infancia tan jodida que le has regalado para el resto de su vida… si tienes VERGÜENZA…», le hace saber.

El abrazo de Kiko Hernández a Rocío Carrasco lo dice todo

Vídeo: Instagram.

No es la primera vez que le dedica una publicación a Rocío Carrasco. El pasado mes de julio, Kiko Hernández dio la enhorabuena a la hija de ‘la más grande’ por su incorporación a ‘Sálvame’ como colaboradora. El colaborador de televisión quiso felicitarle y hacerle saber que nada le hacía más ilusión que formara parte del equipo.

Hace unos meses, además, se atrevía a pedirle perdón públicamente. El colaborador de ‘Sálvame’ ha sido muy duro con ella durante todos los años que la hija de Rocío Jurado se ha mantenido en silencio. Ha llegado a llamarla «mala madre», pero el pasado mes de junio no dudó en perdirle perdón y reconocer sus errores.

Le pidió perdón públicamente

«Yo muchas tardes te he juzgado, has sido condenada. Todo el mundo se callaba. Lo dejaba, decían que no estabas bien de la cabeza. Hablo de mí, miraba a cámara, decía que eras una mala madre, que por qué no llamabas a tus hijos… después de ver la docuserie, tengo que decirte que sí te creo», empezaba diciéndole totalmente arrepentido por todo lo que ha dicho sobre ella en su programa.

No ha querido justificarse: «Podría buscarme una excusa, pero ni he sido buen profesional ni buena persona al llamarte mala madre. Te quiero pedir perdón avergonzado, no he querido ver que una madre estaba luchando por sus hijos. Y no tengo más que decir», decía entre lágrimas.