La cantante Karina ha decidido aparcar la música por culpa del coronavirus y hacer fortuna como influencer. Una faceta que le está dando muchas alegrías y de la que presume con orgullo


Reinventarse o morir. Ese parece un lema muy gastado, pero para muchas personas es una máxima que deben cumplir si desean ver su porvenir asegurado. Este es el caso de Karina, la mítica cantante que cantaba por las flechas de Cupido y el baúl de los recuerdos, que ha visto cómo el coronavirus ha puesto en jaque su economía personal. Atrás han quedado los bolos y pequeños conciertos que le llevaban a recorrer la geografía española con humildad, pero con la misma ilusión que con la que comenzó en el complicado mundo del artista. Un territorio aún más minado desde que las restricciones del coronavirus han echado el cierre a las grandes aglomeraciones de personas y, con ello, a los espectáculos de muchos profesionales que deben dar un giro de vuelta a su vida para no perder poder adquisitivo.

Vídeo: Europa Press

Eso es precisamente lo que ha hecho Karina en los últimos meses, al ver cómo los contratos que antes le llovían para cantar sus grandes temas se congelaron y sus cuentas comenzaron a no cuadrar. Para no entrar en crisis, la cantante ha encontrado una vía alternativa para el ingreso alternativo y su propia supervivencia. Lo curioso es que haya optado por una visión mucho más moderna, confiando en Instagram como vehículo para conectar con sus fans y, de paso, ganarse unos euros con sus divertidos vídeos, algunos de ellos logrando convertirse en auténticos fenómenos de masas al viralizarse entre los usuarios.

Sobre todo esto ha hablado Karina con los reporteros de ‘Europa Press’. Ha narrado cómo ha pasado el confinamiento y cómo esta pandemia le ha obligado a replantearse su futuro profesional. La falta de trabajo le ha convertido ahora en influencer y parece que le está gustando mucho la experiencia: “Ha sido para mí una salida muy buena. De alguna manera no he dejado de estar de actualidad. Para mí ha sido muy bueno conocer Instagram”, confiesa la cantante, que ahora ha centrado sus esfuerzos en crecer en seguidores y así hacer que cada interacción con ellos cobre mayor repercusión. Además, aprovechando la ocasión, Karina nos desea unas Felices Navidades, como tan solo ella sabría hacerlo.

Vea el vídeo de la entrevista más arriba y, a continuación, un vídeo que muestra cómo se las gasta Karina como influencer y estrella de Instagram:

Vídeo: Instagram