El artista, que reside a caballo entre Miami y República Dominicana, está visiblemente cambiado.


Son pocas y contadas las ocasiones en las que hemos podido ver a Julio Iglesias en los últimos años. El cantante, de 76 años, mantiene una vida discreta apartada de los focos. Sus escasas apariciones públicas responden a conciertos seleccionados con mimo en los que se reencuentra con sus seguidores y les deleita con sus inolvidables temas. Esta vez, el programa ‘Sálvame’ ha emitido las últimas imágenes de una leyenda viva de la música que han sido tomadas en República Dominicana.

El cantante fue captado por los focos indiscretos de los reporteros gráficos durante una jornada de descanso en un paraje paradisíaco. En las imágenes se puede ver a un artista en bañador, prácticamente irreconocible, al que le cueste andar por sí solo y recibe la ayuda de dos mujeres en bikini que parecen ser sus asistentes. El artista reside a caballo entre Miami y República Dominicana.

Se trata de uno de los temas que en ‘Sálvame‘ han cebado durante toda la tarde del viernes. Finalmente, la audiencia del programa vespertino ha podido ver a Julio Iglesias sin posados preparados, lo que permitía saber cómo está el cantante en la realidad. Si bien durante horas revelaban que tan solo se veía a alguien que se correspondía con la edad que tenía, las redes sociales comenzaban a especular con cómo estaba y si tenía o no un aspecto desmejorado.

«Está muy cascado»

Después de que Marta López revelara que en el último concierto que pudo verle hace algunos años le vio cambiado, todas las alarmas han saltado acerca de cuál era su estado actual. Por su parte, Lydia Lozano ha afirmado lo siguiente: “A mí su entorno más cercano me ha dicho que está fatal”. Mientras que Antonio Montero ha revelado que hace unos años le contaron que no estaba aceptando bien el paso del tiempo y, por tanto, envejecer: «Está muy cascado físicamente». 

Julio Iglesias on concert in Monaco on 29/07/2016

Durante los últimos años, la salud de Julio Iglesias se ha convertido en un tema de debate y la cancelación de diversos conciertos han agravado aún más las noticias sobre su verdadero estado. El 10 de marzo de 2019, Rafa Nadal publicaba una de las últimas imágenes públicas del artista tomada en California. «Con el único y el más grande. Gracias por el increíble espectáculo y la cena. Siempre un placer verte actuar y estar contigo», reconocía el tenista junto a este. Una instantánea en la que el artista se mostraba muy sonriente, en actitud cómplice con el mallorquín.

La pandemia también ha afectado a la esperada gira del cantante por nuestro país. Este mismo verano tenía previsto reencontrarse con su público en un total de ocho conciertos por nuestra geografía, entre ellos, debía visitar Mérida, Córdoba y Fuengirola, pero finalmente se ha visto cancelada por la crisis sanitaria del coronavirus. «Informamos que ante las restricciones que las autoridades sanitarias han marcado por la situación provocada por el COVI-19, nos vemos obligados a cancelar la gira prevista de Julio Iglesias para los próximos meses en nuestro país. Unos conciertos que estaban tenían prácticamente todo vendido, y que no se van a poder celebrar en este verano de 2020», señalaron en el comunicado emitido por Riff Producciones el pasado mes de junio.

Asimismo confirmaban que estaban trabajando para que los conciertos pudieran celebrarse en nuevas fechas. Una esperada reaparición con la que iba a conmemorar sus 50 años en la música y que sus seguidores esperaban con ganas. Se iba a producir, además, después de seis años sin cantar en España. «Tendremos que esperar a que esta terrible pandemia nos permita hacer conciertos. Tengo muchas ganas de cantar en mi país», afirmó recientemente en declaraciones a la agencia EFE donde confirmaba que no tiene intención de bajarse de los escenarios y que seguirá durante un tiempo al pie del cañón: «Yo me retiraré cuando me retiren». 

El pasado mes de abril se pronunciaba a través de las redes después del fallecimiento de su suegra. «En estos tiempos donde la vida se para, como si quisiera decirnos lo frágil que somos. En estos tiempos donde se van seres queridos sin apenas poderles decir “gracias” por tantas cosas, por tantos momentos inolvidables, sin ni siquiera poder decirles “adiós” y sin ni siquiera poder cogerles la mano en la despedida para decirles “gracias, gracias, gracias, gracias” por última vez, me acuerdo cuando hace cincuenta y siete años escribí esta canción», recordó. «Para todas las familias que han sufrido la pérdida de alguien queridísimo y para todas las familias que están sufriendo esta terrible soledad: mi cariño para siempre», concluyó.