La hija de María José Campanario y Jesulín de Ubrique no deja de recibir críticas por el tipo de publicaciones que comparte y ahora ha querido ser rotunda a la hora de controlar qué tipo de mensajes recibe.


Julia Janeiro ya sabe lo que es ser ‘influencer’. Con más de 183.000 seguidores en Instagram, la hija de María José Campanario y Jesulín de Ubrique ha visto cómo su vida ha dado un giro de 180 grados. Y es que aunque ha optado por no hablar por ahora ante los medios de comunicación, la joven sí parece que poco a poco va ampliando sus deseos de ser personaje conocido en las redes sociales.

Esto de ser tan conocida le ha hecho ser una de las hijas de famosos más seguidas en un corto espacio de tiempo, pero también ha hecho que surja a su alrededor un gran número de haters, que no dudan en criticarla a través de mensajes directos, ya que ella misma ha silenciado los comentarios en sus publicaciones.

Después de haber compartido varias imágenes de ella misma en bikini, Julia Janeiro no ha dejado de recibir críticas. Una de ellas le ha llamado especialmente la atención: «Eres muy joven para desnudarte tanto en las redes por ganar seguidores. Respétate y sino luego no llores ante las críticas. Es un consejo como mujer», le ha hecho saber una persona.

No para de recibir críticas por las publicaciones que sube a las redes

© Redes sociales.

Como no podía ser de otra manera, la joven ha querido hacer público este mensaje y su contestación: «Mensajes así me llegan continuamente. Para empezar, como mujer, puedo hacer y enseñar lo que me parezca o no, como mujer, puedo tomar las decisiones que vea convenientes y como mujer, muchas de vosotras tendríais que evitar hacer este tipo de comentarios dañinos hacia otras mujeres. Queréis respeto e igualdad pero entre nosotras somos las peores. Lo mejor de todo es que todos esos comentarios que recibo vienen de mujeres que por edad podrían perfectamente ser mi madre e incluso mi abuelo. Hay que cambiar mucho el chip», explica rotunda.

Este tipo de mensajes los ha recibido después de haber compartido muchas imágenes de su fin de semana, donde ha presumido de cuerpazo en bikini. Aunque hace unos meses no hubiéramos imaginado que compartiera ese tipo de publicaciones, ahora se siente con ganas de mostrar públicamente las fotos que le apetecen. Y sabe cómo lidiar con las críticas más fuertes.

No para de compartir sus posados en bikini

© Redes sociales.

Mucho se ha hablado de cómo sería la vida de Julia Janeiro una vez que cumpliera la mayoría de edad. Fue el pasado 18 de abril cuando la hija de María José Campanario y Jesulín de Ubrique cumplió los 18 años. Desde entonces, su perfil de Instagram ha subido como la espuma y ya cosecha cerca de 183.000 seguidores. Además, durante estos meses ha seguido una estrategia para conseguir que más internautas la siguieran y así alcanzar antes la fama.

Julia Janeiro cerró su perfil de Instagram para que tan solo las personas que le siguen pudieran ver su contenido. Así, muchos internautas que accederían únicamente para «cotillearle», se veían obligados a darle al botón de ‘follow’ para ver qué contenido compartía la joven. Hemos tenido que esperar cerca de dos meses para que, por fin, se estrene como influencer, escuchar su voz y ver cómo se desenvuelve en las redes sociales.

Julia Janeiro ya promociona artículos de moda

La joven anunciaba que tenía una gran sorpresa para sus seguidores. Una vez que la cuenta atrás llegara a cero, hemos podido ser testigos de la primera campaña publicitaria y del primer trabajo de la joven como ‘influencer. Además, la sorpresa para sus seguidores era un código de descuento de la marca que patrocinaba de un diez por ciento. Además, hemos tenido acceso al vídeo de la hija de la odontóloga y el torero y hemos querido compartirlo con vosotros.