Julia Janiero está devastada tras morir su gata Zoe por una enfermedad vírica entre los gatos. Sospecha que su gato Rey también está contagiado


Julia Janeiro estaba en las nubes al disfrutar de una atención pública que antes tan solo le rozaba. Su popularidad ha crecido como la espuma en los últimos meses, desde que cumpliese la mayoría de edad, pero la hija de Jesulín de Ubrique y María José Campanario ha sufrido un duro golpe tras la pérdida de su fiel compañera que le ha devuelto a la realidad de manera trágica. La joven ha utilizado las redes sociales en la que ahora reina como una influencer con gran poder de convocatoria para anunciar que está devastada, con el corazón roto, tras la muerte de una de sus mascotas más amadas: su gatita llamada Zoe. Una pérdida que le ha hecho estar más cerca de su familia virtual, que le ha arropado en tan delicado momento personal para ella.

Julia Janeiro ha estado en las últimas semanas visitando al centro veterinario que trataba la salud de su mascota, pero esto no ha podido evitar el fatal desenlace. Algunos de sus gatos han sido contagiados de panleucopenia, una enfermedad vírica entre los felinos que resulta muy contagiosa y que pone en serios peligros sus vidas, como así ha sucedido con la gatita Zoe, que no ha podido superar la enfermedad, como así ha explicado ella misma a sus seguidores de Instagram con gran dolor y mostrando el amor que sentía hacia la que era su mejor compañera de vida.

La propia Julia Janeiro alertaba a sus fans de que estaba en un momento crítico de su vida, al ver con preocupación que su gata sufría dicha enfermedad. En un primer momento alertó a sus seguidores de que había tenido que ingresar a la pequeña Zoe al comprobar que en los últimos días “no comía y tenía vómitos y diarrea”. Al final, sus sospechas se vieron confirmadas y los profesionales veterinarios le informaron de que su gata había resultado contagiada de panleucopenia, como así había sucedido con otro de sus gatos. Sin embargo, la salud de Zoe se ha visto resentida hasta el punto de acabar con su vida, para desgracia de la hija de María José Campanario, que ahora llora su muerte sin consuelo, pese a los intentos de sus fans de hacerle recomponerse ante tal fatalidad.

Pese a los esfuerzos de Julia Janeiro y sus veterinarios por ayudar a su gata a superar los efectos de dicha enfermedad, no ha sido posible y ahora se ve en la obligación de despedirse de ella y superar el duelo con ayuda de su familia, amigos, su novio y, por supuesto, también sus fans. Todos han hecho equipo para que esta pérdida no sea tan dura. “Zoe llevaba unos días ingresada otra vez, no comía y tenía vómitos y diarrea. Dio positivo en panleucopenia. Le hicieron transfusiones de plasma y estuvo con más medicación. Anoche tuvo un vómito muy fuerte, no pudo expulsarlo todo y se le fue a los pulmones. No podía respirar bien y cuando llegué a la clínica a verla ya había fallecido”, daba a conocer Julia Janeiro al mundo para que entendiesen el mal momento por el que estaba atravesando.