"No me he planteado llamar a Rocío Carrasco. Quiero ver qué pasa con la familia en el documental. Quiero darle tiempo al tiempo", ha afirmado.


José Ortega Cano ha sido el primer invitado del nuevo programa de Mediaset, ‘Viva el verano’ -la versión nocturna de ‘Viva la vida’ presentada por Toñi Moreno-. El diestro se ha sincerado sobre temas diversos, desde su paso por la cárcel a su faceta de padre, pero también ha hablado largo y tendido sobre Rocío Carrasco. La hija de Rocío Jurado aseguró durante su sonado documental que la decisión de su madre de casarse con él no fue «acertada».

Foto: Gtres

Sobre este tema se pronunciaba el torero con rotundidad a pesar de reconocer que no ha visto la docu-serie en su totalidad: «Eso no se puede quebrantar de esa manera. El tiempo te va dando la razón si la tienes. Así de claro. En todos los sitios en los que hemos estado ella estaba enamoradísima. Era un amor tremendo por Dios y por la Virgen». Ha querido quitar hierro al asunto señalando lo siguiente: «Yo creo que en el fondo ella me tiene cariño y estaría haciendo un programa de muchas horas…».

«Quiero darle tiempo al tiempo»

Por el momento, Ortega Cano no ha pensado en un acercamiento con esta: «No me he planteado llamar a Rocío Carrasco. Quiero ver qué pasa con la familia en el documental. Quiero darle tiempo al tiempo. A mí me gustaría que la familia se uniera y después, no que tengas obligación de verte todos los días, pero sí el día que sea necesario».  Tampoco considera que tenga que pedirle perdón: «No le he hecho nada a Rocío Carrasco como para pedirle perdón. Nuestra relación ha sido siempre muy bonita. Siempre le he tenido un cariño muy especial».

Gtres

Respecto a la segunda entrega del documental que se estrenará el próximo otoño, ha sido tajante: «Me gustaría que fuera verdad lo que cuente». Recalcaba que él tiene guardada la letra de Rocío Jurado por si salen a la luz los diarios de ‘la más grande’, algo con lo que se está especulando mucho en los últimos tiempos. Además, para el torero fue una sorpresa descubrir algunos de los capítulos más duros del documental: «Sí me sorprendió porque ella no recurrió a mi persona en ningún momento de ese tiempo. Yo la verdad que me llevé una sorpresa muy grande. Era algo que desconocía totalmente». Ha subrayado haber querido «muchísimo a Rocío Carrasco. Eso me lo trasmitía mi mujer. No quiero dármelas de nada, pero a Rocío Jurado lo que más le gustaba era tener a la familia unida. Eso era con lo que más disfrutaba». 

Asimismo ha afirmado que le da mucha pena que Rocío Carrasco no tenga ningún tipo de relación con sus hermanos. De sus dos hijos mayores, señalaba que «José Fernando es un niño estupendo que hay que ayudarle y hay que echarle una mano de cariño», mientras que de Gloria Camila añadía que era «valiente y dura».

El torero también ha recordado de forma emotiva a su difunta mujer y cómo vivió el momento en el que falleció: «Yo me quería morir con ella. Yo me quedé muerto en vida. Para que veas la vida, Dios me hizo conocer a Ana María y darme un hijo que es una maravilla. Es un artista».