El hijo de Ortega Cano y Rocío Jurado permanece ingresado en el centro San Juan de Dios de Ciempozuelos desde 2017.


Hoy, 10 de octubre, se celebra de forma internacional el Día Mundial de la Salud Mental. Una iniciativa de la Federación Mundial de la Salud Mental que se celebra en más de 100 países de todo el mundo. Con ella se pretende recordar que la salud mental es una parte fundamental del desarrollo personal de cada individuo y se reconoce a las personas que padecen algún tipo de trastorno de este tipo. Por este motivo, el hospital donde José Fernando permanece ingresado ha querido lanzar un mensaje para sumarse a esta importante jornada.

La salud mental «es cosa de todos», dicen en el centro psiquiátrico donde permanece José Fernando

Así, el centro han compartido en sus perfiles oficiales de las redes que trabajar para que las enfermedades mentales no sean un estigma en la sociedad “es cosa de todos” y  señala que “una de cada 4 familias en el mundo tiene un miembro con algún trastorno mental”. Asimismo, aseguran que el Día de la Salud Mental «llega en un momento en el que varios estudios confirman que la población de entre 18 y 24 años ha vivido esta crisis con el doble de ansiedad que las persones adultas».

El hijo de José Ortega Cano y Rocío Jurado ingresó en el centro San Juan de Dios de Ciempozuelos en el año 2017. Desde entonces trabaja por su recuperación. Para ello cuenta con el apoyo incondicional de su familia: su padre, su hermana Camila y Ana María Aldón. Esta última ha tomado la decisión de dejar de hablar sobre su evolución en los medios, pero es, junto con el torero, uno de los principales apoyos del joven.

© Gtres.

Si todo sale según lo esperado, José Fernando podría salir muy pronto del centro psiquiátrico. Es probable que dentro de poco pueda salir del lugar para enfermos mentales donde lleva cuatro años ingresado. Su alta implicaría que tendría vía libre para emprender una nueva vida con su familia. En ese sentido, su padre está haciendo todo lo posible para facilitarle el camino.

Michu y José Fernando sueñan con un futuro juntos

Tal como ha adelantado SEMANA en exclusiva, el diestro está gestionando la compra de una vivienda para que su hijo pueda vivir con Michu y la hija que tienen en común. Una vivienda que estaría ubicada cerca del domicilio del matador y en la que su hijo podrá instalarse con su familia una vez que se haga realidad otra importante objetivo de José Fernando, que planea construir su vida con su pareja. Mientras tanto José Ortega Cano está haciendo todo lo posible para proporcionarle a ambos un hogar en el que vivir.