A menos de tres meses de darse el ‘sí, quiero’, el jinete y su pareja, Aitor Gómez dan marcha atrás. Su entorno habla de ruptura.


Estaba prevista para el próximo 3 de julio, pero de momento la boda de José Bono Junior (hijo del exministro socialista José Bono) y Aitor Gómez, está en el aire. Tal y como ha podido confirmar SEMANA en exclusiva, la pareja atraviesa una grave crisis sentimental que ha dado al traste con sus planes más inmediatos y, a la espera de si la ruptura es o no definitiva, han decidido suspender el enlace y no continuar con los preparativos.

Según fuentes consultadas, el hijo de José Bono y su chico se están dando un tiempo de reflexión y ya han comunicado a su entorno más cercano la suspensión de su enlace hasta que los problemas entre ellos no mejoren y estén más seguros de su decisión de pasar el resto de su vida juntos. Puestos en contacto con el propio Bono, el jinete se muestra esquivo y muy escueto se limita a decir que “no hay nada decidido”. Antes de que la crisis se agravara hasta llegar a cancelar una boda que llevan preparando desde 2019, la pareja incluso tenía planes de convertirse en padres después de contraer matrimonio. “Nos hace mucha ilusión”, confesaban hace solo unos meses.

La pareja ha decidido cancelar su boda por crisis sentimental

© Gtres.

Cambio de fecha

Pero en muy poco tiempo las cosas han cambiado y, de momento, la boda tendrá que esperar. Aún más, porque hay que recordar que este 3 de julio era la segunda fecha para una pareja, que, como muchas otras, habían tenido que mover sus planes nupciales como consecuencia de la pandemia sanitaria.

El hijo del exministro y su novio habían fijado su boda en un primer momento para el 20 de junio de 2020, pero conscientes de las limitaciones que imponía el estado de alarma, decidieron posponer y en poco tiempo establecieron una nueva fecha en el calendario: 3 de julio. Así, la pareja cambiaba de día, pero también de ubicación, ya que en en el 2020 habían escogido el Palacio de Galiana de Toledo para celebrar su banquete (después de firmar en el Ayuntamiento de la capital manchega) y este 2021 se han decantado por hacerlo finalmente en Madrid, concretamente en el Castillo de Batres, al sur de la comunidad, donde, según ha podido saber SEMANA ya consta la anulación del evento por parte de los contrayentes.

La pareja también tenía escogida su luna de miel, que consistía en hacer un safari por África, pero, como la boda, el viaje, de momento, también está en stand by. La crisis entre José y Aitor llega después de cinco años de convivencia. Aunque la suya ha sido una relación muy discreta y el jinete siempre parecía reacio a hablar de su vida más personal, el año pasado, a través de una entrevista en Vanitatis, Bono abrió su corazón, explicó cómo era su relación con Aitor –”nos conocemos muy bien”, decía– y lanzó un mensaje claro: consideraba importantísimo dar visibilidad a su condición sexual para así poder ayudar a otros jóvenes que, a diferencia de él, que asegura haberlo tenido muy fácil con su entorno, tengan problemas a la hora de hablar de su homosexualidad. “Hay que recordar que en algunos países es delito”, aseguraba el deportista.

¿Quién es Aitor?

Por su parte, Aitor, siempre se ha mantenido en un segundo plano. Es de Madrid, estudió Periodismo, pero tras cursar un máster en Administración y Dirección de Empresas, encaminó su futuro profesional por otros derroteros y actualmente gestiona una firma de bisutería, Bonai, nombre que surge de la combinación ntre su nombre y el apellido Bono. 

© Gtres.

Tras más de cinco años de relación, Aitor Gómez es uno más en la familia Bono. El joven ha compartido cumpleaños, eventos familiares y hasta viajes con los padres y hermanos del jinete. Especialmente buena es su relación con Amelia Bono y con Ana Rodríguez, madre de José. Hay que recordar que José Bono y Ana Rodríguez se divorciaron en 2010, pero mantienen muy buena relación.