«Qué pena que algo que se ha hecho con buena intención, aún sabiendo que se convertiría en circo, al final se use para decir mentiras», dice la modelo.


Jessica Bueno ha compartido una explosiva carta en sus redes sociales para responder a las quejas de Kiko Rivera en ‘Sálvame‘ en relación a la Primera Comunión de Francisco, el hijo que tienen en común, Francisco. En una intervención en directo con el programa de Telecinco, el hijo de Isabel Pantoja consolaba a su prima Anabel Pantoja por no haber sido invitada a la fiesta, a la vez que lamentaba públicamente que la celebración no se hubiese celebrado como a él le gustaría.

La respuesta de Jessica se ha producido apenas unos minutos después. A través de su perfil de Instagram, la modelo ha compartido un texto publicado en stories en el que manifiesta que le parece “lamentable” que se utilice una situación como la Comunión de su pequeño «para inventar y hacer daño cuando ella se ha actuado desde el corazón”.

Jessica Bueno asegura que ha invitado a quienes tiene «trato directo» con su hijo

«He organizado una fiesta en mi casa donde hemos sido los únicos responsables en todos los aspectos. Y por respeto y amor a mi hijo han estado las personas que creía convenientes y que tienen trato directo con él», insiste en su misiva. «Por supuesto no podía faltar su padre, su esposa y sus hermanas. Creo que estoy en el derecho de invitarles solo a ellos ya que son los principales en la vida de mi hijo y no he querido entrar en temas personales que no me incumben invitando a otras personas de su familia”.

Instagram

Jessica Bueno ha recordado que «uno de los regalos de comunión era el de otra celebración en Sevilla con su familia paterna, cosa que creo lógico, dado que esta la hice pensando en mis dos hijos. Yo no tengo nada que ver con quién ha asistido y quién ha sido el padrino”. Asimismo, ha hecho una petición: «Mi única responsabilidad en ese aspecto era la de elegir una madrina. Por favor, pido respeto hacia mi familia y hacia mi hijo».

El enfado de Jessica Bueno: «¡Qué poco respeto!»

En su detallada carta, la modelo ha justificado el motivo por el que decidió organizar «una celebración íntima con 20 invitados», a los que «únicamente asistieron los cuatro padrinos de mis dos hijos con sus respectivas parejas e hijos».

Instagram

«Qué pena de verdad que algo que se ha hecho con la mayor buena intención, aún sabiendo que se convertiría en circo cuando huyo de esto siempre, al final se use para decir mentiras. ¡Qué poco respeto aun estando en mi estado y ese día me lo pasé intentando que todo el mundo estuviera feliz y no les faltase de nada. Creo que así fue», ha zanjado.

© Redes sociales.

Con estas palabras, Jessica Bueno ha contestado al descontento que han mostrado Kiko Rivera y su prima Anabel en televisión por la Comunión del primogénito del músico. «Sabes que llevo ocho años aceptando una situación que no quiero aceptar… aceptando cosas que he tenido que aceptar por el bien de mi hijo», decía. «¿Que no estoy conforme con algunas cosas? Claro que no, pero nosotros somos así y yo no voy a buscar ningún problema con la madre de mi hijo, no por mí ni por ella, sino por la felicidad de mi hijo, que se merece ser feliz y no vivir cosas feas. Ya le haremos su fiesta con su familia paterna y su abuela también estará invitada».

Kiko Rivera: «Mi hijo tendrá dos fiestas de Comunión»

«Hay muchas cosas en las que no estoy de acuerdo, como cualquier padre separado. El padre es el que sale perjudicado. Decidí aceptarlo y decidí ser feliz con lo que la vida me brinda. Solo lo puedo aceptar yo, lo puedes aceptar tú», ha señalado el DJ en su conversación en directo con Anabel Pantoja por la Comunión de Francisco.

«Con lo que te tienes que quedar es que el niño es feliz. Yo he aceptado algo que no veía justo y si lo acepto yo lo puede aceptar cualquier miembro de mi familia. No llores que él está deseando verte a ti y a todos», zanjaba. «Me dieron la razón del Covid y lo he aceptado. Es duro, es complicado, tardas en aceptarlo, pero tienes que tirar para adelante y siempre mirando por el bien del chaval. Y solo con verlo a él sonreís que me tiren todas las piedras que quieran, que estaré ahí hasta el día que me muera… Yo hubiese intentado juntar a las familias. Hay personas que saben hacerlo y otras que no. Mi hijo tendrá dos fiestas de comunión».