Isabel Preysler se ha mostrado sorprendida con las dotes culinarias de Tamara Falcó, pero ella ya sabía que conseguiría hacerlo bien


Una madre lo sabe todo, y si no que se lo digan a Isabel Preysler. Ella, más que nadie conoce a su hija Tamara Falcó y aunque si le ha sorprendido lo bien que lo ha hecho en MasterChef Celebrity y su capacidad de trabajo y sacrificio, no ha sido, ni por un instante, la más sorprendida, pues tal como ella misma ha declarado, “tenemos que reconocer una cosa, que Tamara, cuando quiere hacer una cosa, ella lo consigue” afirma rotunda.

Y está claro que Tamara quería hacer este concursó, que trabajó y trabajó y cocinó sin parar para mejorar y lograr su objetivo. Aún no sabemos si será la ganadora, pero es una de las finalistas y sin duda la gran favorita del público para hacerse con la chaquetilla de chef. “Ojalá” dice su madre ante la posibilidad de verla ganar.

De lo que Preysler prefiere no hablar es del bautizo de su nieto Miguel, “eso se lo preguntáis a Ana, ellos no paran de viajar, tienen que buscar fecha cuando estén quietos y la familia se pueda juntar”. Lo que parece claro es que habrá bautizo, antes o después, pero lo habrá.

También ha explicado Isabel como serán las navidades este año en su familia, y es que, si normalmente viajan a Miami para pasar unos días junto a Enrique y a Julio José, que viven allí, este año parece que serán ellos los que tomen un vuelo con destino Madrid, pues Isabel tiene bastante claro que este año, estas fechas tan señaladas se celebran en España. Algo que cuadra con lo que Tamara dijo hace unos días, y es que en Navidad se unirían a los Verdasco, la familia política de su hermana Ana.