El abogado de Isabel Pantoja, Juan Fernández Ramos, da todos los detalles acerca de la estrategia de su representada en sus batallas judiciales.


Si bien este lunes se descubrió que Isabel Pantoja estaba dispuesta a negociar con Francisco Rivera y Cayetano para entregarles parte de los enseres de Paquirri, ahora ha vuelto a acaparar todas las miradas por un nuevo bombazo. La tonadillera tiene varias deudas, una de ellas con Hacienda y otra por el impago de una hipoteca de Cantora, dos problemas que sumarían más de dos millones de euros. Aunque supuestamente tenía una fecha para ponerse al día con sus deudas, su abogado desmiente que este momento límite tenga lugar y mucho menos que sea el 11 de marzo. «Hay una serie de reclamaciones históricas y no hay ninguna fecha de salida a embargo. Hay un procedimiento de revisión de renta y un impuesto de sociedades de varios ejercicios. No es cierto que para el 11 de marzo vaya a salir a subasta Cantora. Hay que hacer alegaciones como en todos los procedimientos con Hacienda y en función a eso se tendrá una resolución. Son varios expedientes, pero están todos en periodo de alegaciones y puede presentarlas hasta finales de marzo»», ha comentado su abogado Juan Fernández Ramos. 

Aunque el escenario no parece halagüeño para Isabel Pantoja, la letrado de la artista explica a ABC las diferentes opciones que podría tener la cantante. «Isabel tiene tres posibilidades; aplazar la deuda, avalar y recurrir o hacer patrimonio para saldarla», ha apuntado. Lo cierto es que este problema no le traería a la capital y le obligaría a salir de su refugio, sino que podrían hacerlo sus abogados si así lo deseara ella. «Ella no tiene que viajar a Madrid, irá el compañero que lleva los temas fiscales. Además que ella ha dado poderes a sus representantes para no tener que personarse. Hacienda nunca cita personalmente al contribuyente», ha dicho su abogado.

Gtres

Fue hace muy pocos días cuando la venta de Cantora volvió a copar titulares. El músico asegura que hay varias personas interesadas en el terreno, ofertas que él ha escuchado con atención y que están deseando que encajen por ambas partes. Aunque se desconoce en qué quedara esta transacción, lo que nadie duda es de la situación de Isabel Pantoja tras el cisma familiar que se ha producido entre los suyos. Con la relación completamente rota y sin ningún atisbo de arreglarse, Isabel está más triste y angustiada que nunca. «Isabel está más preocupada por la angustia continua de la exposición de sus hijos. Nunca ha pensado en querellarse contra ellos, ni en tomar acciones judiciales. Ella solo quiere que todo vuelva a su cauce», ha dicho su abogado. A pesar de que lleva muchos meses sin trabajar, dar conciertos o firmar nuevos proyectos, su letrado tiene claro que en sus planes no entraría hablar del conflicto que ha tenido lugar con su hijo. «No quiere sentarse en un plató para hacer dinero», ha respondido Juan Fernández Ramos.