El matrimonio, que atraviesa una etapa  muy diferente en su vida, han encontrado el momento perfecto para irse de vacaciones en pareja y el lugar elegido ha sido Galicia. Kiko e Irene están dispuestos a disfrutar de todo en un plan de lo más romántico.


Esta vez no han elegido el sur, aunque les encantan. Irene Rosales y Kiko Rivera estaban deseando encontrar un hueco en sus respectivas agendas para disfrutar de unos días de descanso en pareja. Para ello, han hecho las maletas para poner rumbo al norte sin sus hijas, Ana y Carlota. El destino elegido ha sido concretamente A Coruña, Galicia, desde donde han compartido ya algunos momentos que están viviendo.

El primero en compartir un momento de sus vacaciones fue el hijo de Isabel Pantoja. Desde el avión que han cogido para viajar hasta allí, Kiko Rivera compartía una imagen en la que el matrimonio aparece sonriente bajo sus mascarillas, obligatorias en este tipo de transporte público. Ambos parecían dispuestos a empezar sus vacaciones con felicidad tras unos meses muy duros.

Nada más aterrizar allí, Kiko e Irene tenían una agenda repleta de planes. El primero de ellos ha sido disfrutar de una comida en un restaurante con vistas a una playa de A Coruña. Aunque no los hemos vuelto a ver en una publicación, Kiko sí que ha compartido el increíble plato de pescado del que han disfrutado. Un homenaje muy merecido que espera que sea el primero de muchos durante estos días de relax.

El merecido homenaje de Irene Rosales y Kiko Rivera nada más llegar

© Redes sociales.

«Cómete algo Francisco», escribía Kiko Rivera junto al plato de pescado del que han disfrutado el matrimonio para comer. Después compartía las vistas desde el local y escribía: «Más a gusto que en brazos». De esta forma, desvelaba cómo está viviendo las primeras horas de vacaciones junto a su mujer.

Para Irene Rosales estas vacaciones llegan en el mejor momento. Y es que hace unos días anunciaba que dejaba la televisión por un tiempo, ya que la situación tan polémica por la que ha atravesado su familia en plena guerra contra Isabel Pantoja, no ha ayudado a su salud mental. Ahora espera desconectar de todo en estas vacaciones junto a su marido.

Unas vistas increíbles: disfrutarán de ellas durante días

© Redes sociales.

Irene Rosales espera empezar una nueva etapa. Lo primero que ha hecho es cambiar su imagen. Pero antes de coger el avión hasta Galicia, Irene Rosales quiso dar el paso definitivo para cambiar su look. La mujer de Kiko Rivera ha cortado por lo sano y se ha cortado el pelo, dejando atrás la melena larga para lucir una imagen más fresca de cara a pasar tiempo en la playa.

«Feliz con mi nuevo cambio de look», escribía junto a una foto de ella misma, en la que enseña orgullosa cómo ha quedado el corte. Aunque siempre ha apostado por la melena larga, Irene ha querido dar paso a un look más fresco, renovando su imagen con un corte muy llamativo.

Estas vacaciones van a ser muy diferentes para Irene, que ha dado un cambio a su vida dejando la televisión. En eta nueva etapa, la sevillana espera encontrar la fórmula para recuperarse. «Necesito buscar mi apoyo en mí mismanecesito tiempo y pensar muchas cosas. Necesito ahora mismo estar conmigo mismaEstoy segura de la decisión, es algo que tenía en mente desde hace mucho. Sé que es lo mejor para mí«, confesaba en su último día en el programa de Emma García.