Después de tres semanas de enfrentamiento entre su suegra y su marido, la colaboradora ha lanzado un mensaje para pedir respeto y que dejen de señalarla con el dedo.


Desde que estalló la guerra entre Kiko Rivera y su suegra, Irene Rosales está aguantando un chaparrón mediático cuya magnitud crece por momentos. El DJ, dispuesto a contar la verdad que no se conocía sobre Isabel Pantoja, ha sacado toda la artillería y no para de disparar cada día nuevos ataques contra su madre.

En las últimas tres semanas, la colaboradora de ‘Viva la vida’ ha procurado mantenerse en un segundo plano. Siempre ha defendido públicamente a la tonadillera, con la que asegura llevarse a las mil maravillas, y a la que quiere «como a una madre». Pero el rumbo de los acontecimientos ha dado un giro radical a raíz de las sospechas de la artista. Esta cree que es su nuera la que mueve los hilos en esta truculenta guerra, lo que ha provocado que las tensiones aumenten más aún si cabe…

«Estoy cansada de que me echen las culpas a mí»

«He tenido épocas mejores», reconocía la andaluza el pasado miércoles. «Tenéis que comprender que yo trabajo en otro programa y es normal si hablo lo tendré que hacer allí. No me voy a meter en nada. No voy a entrar”, respondía a las cámaras de televisión cuando le preguntaban por el distanciamiento en el clan Pantoja.

@irenerova24

Es evidente que Irene lo está pasando mal. Cada vez que la prensa gráfica se agolpa frente a la puerta de su domicilio, en Castilleja de la Cuesta (Sevilla), la inmortalizan con el semblante serio y la cabeza cabizbaja. Son días de enorme presión. Quizás por ello, este jueves ha dado un golpe sobre la mesa y ha dicho ‘basta’ a través de sus redes sociales. «Estoy un poco cansada de que me echen las culpas a mí de algo que no tengo nada que ver y de que me nombren a mi padre, que es una persona anónima y está enfermo y a mi madre que ya no está aquí con nosotros», ha explicado en su cuenta de Twitter.

@kikorivera

Las palabras de Irene Rosales tiene lugar el mismo día que Kiko ha compartido dos nuevos mensajes que hacen clara referencia a la tempestad que azota a su familia. «No hay que avergonzarse por confiar. El que tiene que sentir vergüenza es el que engaña», ha señalado en su cuenta de Instagram. Hace apenas dos días hacía referencia a las supuestas farsas de su progenitora: «Señores yo no soy el malo de esta película lamentable. Solo soy alguien a quien la persona que más idolatraba me ha fallado de una manera irreparable engañándome toda la vida».

© Redes sociales.

También este jueves, Kiko compartía con sus followers un post especialmente dirigido a su madre. En él da la cara por su mujer, a quien considera la única persona que siempre ha estado a su lado de manera incondicional. «Eres lo más bonito que me ha pasado en la vida ya que por ti nacen nuestra princesas 🙎🏼🙍🏻‍♀️. Gracias a ti mi vida cambió, tras muchos años de lucha, pero fue por ti solo y exclusivamente por ti💥. La que aguanta mis malos humores, la que convive cada día y sabe todo de mí», detalle. «Eres buena madre, buena esposa, buena amiga y buena persona….💋 Gracias @irenerova24 por haber aparecido en mi vida. Siempre alegre y elegante. ¡Quien no te quiera a ti es que no me quiere a mí!». 

Kiko no es el único que ha salido en defensa de Irene. Kiko Hernández también se ha posicionado a favor de su compañera de cadena, de la que ha destacado su saber estar en ‘Sálvame’. «Irene es la única que ha protegido a Kiko y que ha estado con él en sus momentos más duros. Esa chica vale oro y la tendrías que cuidar más que a tu hija, le ha salvado la vida a Kiko», ha recordado este jueves en directo.

© Telecinco.

Quien ha situado a Irene Rosales en el centro de la polémica ha sido la propia Isabel Pantoja. Hasta ahora, la cantante siempre mostró su devoción hacia la mujer de su hijo, pero esta semana ha revelado lo que verdaderamente piensa: cree que la joven es un lobo con piel de cordero y que podría ser ella quien esté animando a su marido a seguir adelante con su encarnizada guerra.