Grace Villarreal ha contado a través de sus redes sociales la terrible experiencia que vivió hace algunas semanas, un día que desea olvidar.


Grace Villarreal ha compartido esta semana un vídeo con un contenido que no suele postear, más aún si se tiene en cuenta que en él narra una de las experiencias más traumáticas que ha vivido nunca. En un total de 11 minutos, la influencer se ha grabado ante sus más de 600.000 seguidores dando detalles de lo que tuvo que vivir hace dos semanas, un fatídico momento en el que alguien que estaba al cuidado de su tercer hijo, Luca, le reveló que «estaba muerto«. Unas palabras que, sin ningún género de dudas, hubiera querido escuchar jamás, no obstante, cabe señalar que todo quedó en un terrible susto.

«Os voy a hablar de algo que pasó hace dos semanas (…) Yo estaba en una reunión en la oficina y recibo una llamada en la que se me comunica que mi niño había muerto. ¿Qué pasó? Entré en estado de shock, me volví loca y empecé a correr y a gritar. Cogí el coche y en muy poco tiempo estaba en el hospital. No podía ni llorar del shock que tenía. Estaba súper histérica por la forma en la que se me dio esta noticia», comienza diciendo Grace Villarreal. Al parecer, el verdadero estado de su pequeño era otro completamente diferente, pues según ella misma, «tenía fiebre y subió tan rápido que le provocó una convulsión febril«. Lo supo poco después, por lo que los instantes previos fueron lo más duros de su vida. «La persona que le estaba cuidando no sabía lo que le estaba pasando y lo único que podía decirme era que Luca había muerto, me decía que no respiraba, que no abría los ojos, que no reaccionaba…», ha dicho la prescriptora.

No es la primera vez que se enfrenta a una fiebre de este calibre, tal y como la propia Grace ha revelado en sus redes. «Esta situación ha pasado con anterioridad en mi familia, a Violetta -su hija mayor- hace 7 años le pasó, fue una de las experiencias más duras. Violeta era muy chiquitita, antes de los 3 años y fue desapareciendo, pero yo siempre he sido muy cuidadosa con las fiebres», ha comentado Grace. Aunque entonces su hija Violeta no sufrió unas consecuencias tan fuertes y mucho menos le llegaron a comunicar su supuesta muerte, para Grace la fiebre es algo muy grave, tanto que ha querido comunicar a sus followers cuál es su determinación cuando sus hijos sufren esta dolencia. «No lo dejéis pasar, me da igual que tengan que faltar, pero cuando tienen fiebre prefiero tenerlas al lado mío y verlas todo el tiempo y monitorizarlas para asegurarme que están bien», ha aconsejado en su Instagram.

A pesar de que ya todo ha pasado y su hijo se encuentra bien, a Grace Villarreal le costará mucho olvidar ese día del que ha hecho partícipe ahora a todo el mundo. Tras unos días de reseteo en los que ella ha preferido centrarse en los suyos para recuperarse, la influencer se ha justificado con sus seguidores. «Este tiempo he tenido que estar ausente en redes porque no podía sacar energía ni positividad, he necesitado tiempo para recuperarme y calmarme«, ha insistido en su canal.