La malagueña se ha estrenado como comensal en ‘La última cena’. Allí ha sorprendido con una nueva actitud respecto a su ex.


Este jueves, Makoke se ha estrenado como comensal de ‘La última cena’. Un plató que ha pisado por primera vez y en el que le ha resultado imposible no hablar de su guerra mediática y judicial con su exmarido, Kiko Matamoros. Paz Padilla le daba la bienvenida y, de inmediato, le preguntaba por el colaborador.

La malagueña admite que «saludaría» a Kiko Matamoros si se encontrara con él

La primera pregunta que disparaba la gaditana tenía que ver con el tiempo que llevan sin verse en persona. La malagueña dudaba al responder. Tras un tiempo pensando, decía: «No nos vemos en persona desde marzo, me parece». Paz le lanzaba una nueva pregunta: «¿Si lo vieras, le hablarías?». La respuesta de la invitada resultaba completamente inesperada. Ella, que en los últimos meses se ha mostrado especialmente combativa con el madrileño, contestaba con un «sí» que ha sorprendido a muchos. Sus palabras han sonado a son de paz. ¿Ha enterrado el hacha de guerra? Podría ser… pero pronto ha aclarado que este amago de cordialidad mostrado ante las cámaras se debía a sus modales. «Lo saludaría porque soy una persona educada», puntualizaba.

El tema de Matamoros empezaba a resultarle incómodo. «Se me van a atragantar los caracoles», le comentaba a Paz Padilla, en un intento por dejar su vida personal al margen de su participación en el concurso. «No creo que los comensales se merecen que hablemos de estas cosas… No voy a entrar en eso».

© Gtres.

Lo cierto es que la colaboradora de ‘Viva la vida’ parece dispuesta a dejar atrás los rencores y los malos rollos. En la actualidad es feliz junto a su novio, Nacho Santandreu, con el que está disfrutando de su primer verano como pareja. Juntos han disfrutado de unos días en altamar y han sido fotografiados a bordo de un yate -con amigos-en las costas de Ibiza.

Nacho Santandreu, el hombre que hace feliz a Makoke

También se les ha visto recientemente en las playas de Cádiz. Allí, Makoke y su nuevo amor se han dejado ver en actitud cariñosa, dedicándose abrazos, besos y en evidentes muestras de complicidad durante una jornada de playa.

Tal y como ha adelantado SEMANA, Nacho Santandreu gestiona diversos negocios. Uno de ellos está relacionado con las cremas y otro tipo de productos específicos para pieles tatuadas. Su firma tiene oficina en Milán, donde Anita Matamoros ha estudiado su carrera universitaria.