José Ortega Cano se ha sometido a un implante de cejas en una conocida clínica de Madrid. Por ella ha desembolsado 2.500 euros.


Con la nuca completamente vendada, la frente llena de bandas adhesivas y ocultando los hematomas en ambos ojos bajo unas enormes gafas de sol. De esta guisa hemos visto a José Ortega Cano este lunes al salir de un conocido centro de medicina estética. A su 68 años, el torero se sometido a los beneficios del bisturí con el fin de transformar su imagen. ¡Y vaya si lo ha conseguido! A tenor de las fotos, se ha hecho arreglos en distintas partes de su rostro.

GTRES

Varias semanas después de que saliese a la luz su crisis de pareja con Ana María Aldón el diestro se ha puesto en manos de expertos para someterse a un nuevo retoque estético en una clínica a la que acuden otros rostros conocidos. Pero, ¿qué se ha hecho exactamente? Según adelanta el diario ‘La Razón’, el de Cartagena ha pasado por quirófano para hacerse una operación de injerto de cejas, una técnica que consiste en repoblar el vello que con el paso de los años suele perder densidad y, con ello, se avejenta el aspecto general de la cara. La técnica utilizada trasplanta el velo de la zona de la nuca a las cejas. Esto explica los vendajes que ha lucido el matador en la parte posterior de la cabeza.

La intervención estética ha comenzado a las 11 de esta mañana y ha terminado en torno a las 16.00 horas de la tarde. Apenas una hora después de finalizar su visita al centro se ha marchado a la casa que comparte con su mujer y su hijo pequeño en Madrid. A su salida de las instalaciones lo hemos visto cubriendo sus ojos con unas gafas para evitar la exposición a los rayos UVA.

El precio de la intervención a la que se ha sometido José Ortega Cano varía dependiendo de la clínica en la que se haga, pero en su caso le ha costado 2.500 euros, tal y como señala el citado diario. Con este implante de cejas pretende rejuvenecer su aspecto y, quizás, estar más atractivo para reconquistar a su mujer, que no cesa de hacer explosivas declaraciones sobre los vaivenes de su matrimonio.

Vídeo: Europa Press

Las instantáneas de José Ortega Cano resultan impactantes. Pocas veces se le ha inmortalizado con los efectos del bisturí en su figura. Hinchado y con contusiones en los dos ojos, a simple vista su aspecto resulta preocupante. Pero la hinchazón y los moratones son normales en este tipo de intervenciones. Ahora toca descansar y, cómo él mismo ha pedido a los medios, alejarse de las polémicas en torno a su relación.

«Intento ser fuerte, pero llega un momento que ya la fuerza… No tengo fuerzas para luchar para tanta historia de tantas cosas que se hablan sobre mi persona… Lo que he hecho en mi vida es portarme bien con todo el mundo. Me deberíais dejar un poco tranquilo, a mí me gusta el buen rollo, la harmonía, pero también me puedo cansar y no quiero llegar a ese extremo», ha reflexionado hace unos días.

GTRES

¿Por qué estuvo Ortega Cano en la cárcel?

Ortega Cano fue condenado en 2014 a dos años y seis meses de cárcel por sendos delitos de homicidio imprudente y conducción temeraria.