Elena Martín y Soledad Mallol, han acudido al programa ‘Buenos días, Madrid’ y su visita ha generado mucho debate en redes sociales.


Las Virtudes se convirtieron en un auténtico fenómeno humorístico. Estaba formado por Elena Martín y Soledad Mallol, un dúo que consiguió hacer carcajear a España entera. Llevan años alejadas de la televisión y su historia es digna de cualquier película, pues todo comenzó cuando coincidieron en el año 1986 en el casting de una obra de teatro llamada ‘La Orestiada’. Un proyecto que les cambió la vida para siempre. Hace años que no trabajan juntas, pero su relación es tan estupenda como lo era entonces. Aunque ya no aparecen con peluca, este jueves se han sentado como invitadas en ‘Buenos días, Madrid’ y han demostrado que siguen formando un tándem perfecto. No obstante, hay algo que ha llamado tremendamente la atención de los espectadores: el aspecto de Elena Martín, uno de los miembros del dúo. Está muy distinta y en eso ha insistido parte del público.

Telemadrid

A sus 57 años Elena Martín sigue con una gran sonrisa, la misma que cautivó en su día al público. Tiene el mismo desparpajo que en aquella época y exactamente la misma sintonía que cuando conectaba con todos hace años, sin embargo, su cabello largo y ciertos cambios en sus rostros han hecho dudar de si se trata de la misma persona. Y, aunque sigue presumiendo de belleza, lo cierto es que Elena Martín luce distinta. Una gran transformación por la que inevitablemente vuelve a ser noticia. Con un look de lo más sencillo compuesto por un vaquero y una blusa azul, la humorista ha recordado junto a Soledad algunos de los momentos más icónicos de su carrera.

Telemadrid

Dieron vida a dos hermanas y se colaron en millones de hogares españoles con sus características pelucas y en la mayoría de las veces vestidas igual. Una fórmula que las llevó a tener un enorme éxito en la década de los 80 y los 90, triunfo que, a día de hoy, sigue siendo recordado. Mientras Soledad se sigue subiendo a los teatros y prepara una nueva obra, Elena Martín presume de haberse reinventado. Se define como «alegróloga» y ha enfocado su carrera en ayudar a todos a hablar en público ya sea con cursos o con libros como el de ‘Disfrutar en escena’, trabajos con los que afirma sentirse muy feliz.