El pasado 1 de mayo, Iker Casillas sufrió un infarto y tuvo que ser ingresado de urgencia en Hospital São João de Oporto. Ahora, ha tenido unas bonitas palabras con ellos


El 2019 ha sido el año que tanto Iker Casillas como Sara Carbonero quieren olvidar. Aún así, el guardameta ha comenzado el 2020 echando la vista hacia atrás. Iker ha dado un discurso en el acto de entrada de los residentes del Hospital São João de Oporto, donde fue atendido cuando el pasado 1 de mayo sufrió un infarto.

El que fuera portero del Real Madrid sufrió un gran susto que incluso le obligó a colgar los guantes durante una temporada. Por suerte, Iker Casillas ya se encuentra con mejor estado de salud y físico, tanto es que ha vuelto al terreno de juego. Ahora, ha regresado al lugar donde le salvaron la vida y únicamente tiene palabras de agradecimiento y cariño para aquellos médicos que le salvaron la vida.