El matrimonio se encuentra en el pueblo del guardameta y están aprovechando al máximo el verano antes de regresar a la capital española.


Sara Carbonero e Iker Casillas se han convertido en los protagonistas inesperados de este verano después de que SEMANA publicara una de las entrevistas más sinceras del portero y que está en boca de todos. «No he estado con Sara todo lo que debería«, explicaba el guardameta a esta revista haciendo referencia al año tan delicado que han pasado. Estas palabras provocaba que algunos medios se preguntaran si existía una crisis en la pareja. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

La periodista y el que fuera jugador del Real Madrid están más unidos que nunca y están exprimiendo al máximo el verano antes de comenzar su nueva vida en la capital española. El matrimonio, junto a sus dos hijos, Martín y Lucas, disfruta de unos días de desconexión en el pueblo del futbolista, Navalacruz. Esta escapada llega tan solo unos días después de que la feliz familia pasara unos días en el pueblo de la periodista, Corral de Almaguer.

Gracias a las redes sociales de ambos, hemos podido ser testigos de lo bien que se lo están pasando en su verano más atípico y rural. En el pueblo de Iker Casillas han tenido tiempo para todo y han protagonizado bonitos reencuentros familiares. Además, los dos pequeños se lo han pasado en grande gracias a la bonita naturaleza del municipio de Ávila.

Relax y buena compañía en el pueblo de Iker Casillas

Después de cinco años viviendo en Oporto, la pareja volverá en septiembre a Madrid para comenzar su nueva vida. Estas vacaciones familiares les están sirviendo como un soplo de aire fresco a la pareja después de haber vivido su año más difícil. A la situación vivida por la emergencia sanitaria, tanto la periodista como el guardameta se han enfrentado a unos momentos delicados en los que se refiere a la salud. En su entrevista con SEMANA, Casillas reconocía que tanto su infarto como el cáncer de la periodista han hecho tambalear sus cimientos.

Ahora, la pareja está disfrutando de las pequeñas cosas y les hemos visto de lo más relajados en su vuelta a sus orígenes. Está claro que la vuelta a la capital será un nuevo comienzo en la vida del matrimonio. Mientras que Casillas trabajará cerca de Florentino Pérez en calidad de asesor en un puesto que será definido en las próximas semanas. Mientras que los planes futuros de la periodista son más inciertos. ¿Volverá a los informativos Telecinco junto a su amiga del alma, Isabel Jiménez? Hasta el momento, te dejamos con las mejores imágenes del verano más familiar y rural de la familia Casillas-Carbonero.