La periodista le ha dedicado una emotiva carta de despedida al abuelo de sus hijos: «Prométenos que seguirás siendo feliz allí arriba».


Este domingo, la familia Janeiro ha recibido un fuerte golpe. Humberto, el patriarca del clan, ha fallecido a los 76 años tras no superar una serie de complicaciones a consecuencia de la diabetes que padecía desde hace años. El padre de Jesulín de Ubrique permanecía ingresado en el Hospital Universitario de Jerez desde hace varias semanas debido a un fallo multiorgánico derivado de unas úlceras en un pie.

Horas después de conocer su muerte, Beatriz Trapote, mujer de Víctor Janeiro, ha compartido un par de imágenes en las que aparecían sus hijos, Víctor y Oliver, junto a su abuelo y le ha dedicado una emotiva carta de despedida a Humberto. En concreto, la periodista ha destacado el gran papel que tuvo como abuelo para sus hijos gracias a su cariño, simpatía y sus bromas.

«Abuelo HUMBERTO: soy Víctor, tu nieto, quiero que sepas que mi hermano Oliver y yo te llevaremos siempre en el corazón. Gracias por esas tardes con tortitas, esas mañanas de domingo que venías a vernos siempre con una sorpresa, por tu cariño, tu simpatía y tus bromas… gracias por ser un Súper Abuelo«, comenzaba a relatar Trapote de manera emocionada.

«Papá y mamá me han contado lo fuerte que has sido en el hospital… yo pedí a los angelitos que si tenían que ir a buscarte te llevaran a la mejor casita del cielo porque te lo mereces!!! Abuelo prométenos que seguirás siendo feliz allí arriba, así las estrellitas brillarán y nosotros sabremos que estás ahí!!! HASTA PRONTO ABUELO. TE AMAMOS», finalizaba.

La buena relación de Humberto con Víctor Janeiro

Esta emotiva carta evidencia la estrecha relación que existía entre Humberto Janeiro y su hijo Víctor y su mujer, Beatriz Trapote. Aunque no siempre fue así. En 2003, con la separación entre el patriarca del clan y Carmen Bazán, los cuatro hermanos optaron por posicionarse de parte de su madre.

Con el tiempo, la relación entre padre e hijos fue nula debido a las continuas infidelidades de Humberto hacia Carmen Bazán y los polémicos titulares que el empresario dejaba en los diversos platós que visitaba, además de la dudosa gestión del patrimonio familiar. «Las circunstancias y los mensajeros les han llevado a tener una mala relación conmigo. Yo siempre los he considerado mis hijos. A mi me gustaría que me lo explicaran y que se contara la verdad. No sabía que la puerta de mis hijos estaban cerradas», desvelaba Humberto en 2005 en ‘A tu lado’.

Sin embargo, en los últimos años, con el empeoramiento en el estado de salud de Humberto, los hijos dejaron atrás sus antiguas rencillas familiares y volvieron al lado de su padre. En las últimas semanas, con el ingreso de este en la UCI, Beatriz Trapote le dedicó en sus redes sociales unas palabras de ánimo en las que dejaba claro que tenían una buena relación. «Corría el año 2007 cuando tuve el placer de conocerte ABUELO Humberto, y desde entonces siempre he percibido que has sido, eres y serás un hombre fuerte y luchador!!! Sigue así!!! Te queremos», escribía.

Varios achaques en su salud

Humberto Janeiro acudía al hospital con asiduidad para hacer las curaciones de las úlceras de sus pies. El padre del diestro sufría esta dolencia como consecuencia de la diabetes que padece desde hacía décadas. Sin embargo, apenas unos días después,  su estado de salud empeoraba y sufría un shock séptico. Tal y como se reveló hace unos días en ‘Sálvame’, el patriarca del clan llegó al centro hospitalario en parada cardiorespitoria.

Anteriormente, ya había tenido varios achaques de salud, en 2009, el padre del diestro tuvo que ser hospitalizado tras sufrir un trombo cerebral parcial que le dejó inconsciente. Y años después, en 2015, en un accidente de coche en el que iba de copiloto se fracturó la cadera.

Víctor Janeiro fue el encargado de ejercer de portavoz para dar el último parte de estado de salud. En concreto, el marido de Beatriz Trapote admitía que su padre «estaba regular» y detallaba que el principal problema de salud era «renal». Además, hacía hincapié en la preocupación que tenía toda la familia ante la gravedad del asunto y lo veía «un poco complicado». El pasado fin de semana, el matador detallaba en ‘Viva la vida’ que «ahí va el hombre» y que «esto va para largo». Tampoco ocultaba su preocupación ante las cámaras: «Siempre está uno preocupado con estas cosas».