Un día después de su reincorporación a ‘Sálvame’, la presentadora no ha podido reprimir las lágrimas al escuchar un duro testimonio,


El pasado miércoles, Paz Padilla regresaba a su puesto como presentadora de ‘Sálvame’. En su vuelta al trabajo se mostraba tan positiva y fuerte como en su comentadísima entrevista en ‘Sábado Deluxe’, donde habló a corazón abierto de la enfermedad de su marido, Antonio Juan Vidal, fallecido el pasado 18 de julio como consecuencia de un tumor cerebral.

«Tenía ganas de trabajar. 52 días sin hacerlo, he tenido mi proceso y mi tiempo, ahora la vida continúa», manifestaba en su esperado retorno a la pequeña pantalla. «El domingo fue precioso, cuando llegué a casa pensé a ver si todo el mundo me había entendido», añadía. Y revelaba las palabras que le había dicho una amiga: «Cuando tú acompañas a alguien a transcender la vida te manda un regalo, entendí cuál era el regalo, el cariño de todos vosotros». Aunque está en pleno duelo y el dolor por la pérdida de su marido seguirá por mucho tiempo, cree que será capaz de sobrellevarlo. «La dosis del sufrimiento te la pones tú. Aún estando enfermo puedes ser feliz», subrayaba.

En su reaparición ante las cámaras, Paz estaba muy entera. Procuró no emocionarse ni caer en el dramatismo. Una vez más, quería enseñar su lado más optimista y vital y hacía alarde de su sonrisa y su sentido del humor, que es su sello de identidad.

Paz Padilla se emociona en directo

Sin embargo, un día después, Paz no ha podido emocionarse en directo. Su corazón está aún muy vulnerable y las anécdotas más humanas la llevan con facilidad a derramar alguna lagrimita. Es lo que le ha pasado esta tarde. La andaluza charlaba con Hugo Pesquera, encargado de la sección canina del programa. Éste le ha contado la historia de Delta y Aire, dos perritos de tamaño pequeño cuya vida estuvo en peligro por falta de cuidados y desnutrición. Una situación ante la cual el colaborador animaba a la audiencia a denunciar a las autoridades cualquier caso similar. A estos dos animales y otros 39 perros les recogieron el pasado mes de agosto en una parcela en la que los canes sobrevivían en condiciones terribles.

«A mí me ayuda muchísimo mi perra»

Paz Padilla

Paz Padilla no pudo evitar emocionarse al escuchar la historia y al ver las imágenes de ambos perros cuando luchaban por vivir sin la atención que necesitaban. Así, confesaba que su mascota la está ayudando mucho a superar la difícil situación en la que se encuentra: “A mí en estos momentos me ayuda muchísimo mi perra. Duermo con ella…”, revelaba.