A lo largo de la tarde, desde ‘Sálvame’ tenían preparada una noticia bomba: María Lapiedra sigue haciendo striptease sin que Gustavo González lo sepa


Este jueves, ‘Sálvame‘ ha comenzado el programa hablando de una información muy delicada que no gustaría nada a Gustavo González. El colaborador de televisión, que está preparando su boda con María Lapiedra, se ha enterado en directo de que su mujer ha estado negociando striptease. Una información que desconocía Gustavo y que no le ha sentado nada bien. Roto, ha contado que no conocía para nada esta información y que está completamente destrozado al enterarse en directo de que su futura mujer ha estado negociando para hacer bailes eróticos.

Gustavo González no ha podido evitar derrumbarse tras conocer la noticia: «Es terrible»

En el programa han mostrado el intercambio de diferentes emails en el que se podía ver la negociación de María Lapiedra con uno de sus posibles clientes para hacerle un baile erótico. Gustavo González está destrozado: «Para mi es como una deslealtad. Se puede vivir con poco dinero», dice. «Yo necesito confianza y tranquilidad. Esto es algo que tengo que superar. Esto para mí es algo terrible. Esto evidentemente… es que es terrible», ha continuado diciendo sin poder articular palabra. «Es terrible y no puedo decir otra cosa». 

A Gustavo González no le entra en la cabeza cuándo su futura mujer ha podido dedicarse a este trabajo, ya que asegura que siempre están juntos: «A ver a no ser que cuando yo no estoy, cuando yo estoy trabajando.. Es que el resto del tiempo estamos siempre juntos. Fines de semana incluido», ha continuado diciendo. Además, por si fuera poco, el programa ha desvelado que este tipo de baile lo hacía acompañada de una amiga ya que no quería acudir a estas citas sola: «Me tendría que explicar quien es su amiga. De las personas que conozco yo… ya sería una doble decepción. Son personas que también considero amigas», cuenta.

Gustavo González
Telecinco

El colaborador ha asegurado que le daba «asco» al conocer la cifra que su prometida pedía para hacer los bailes privados

Los colaboradores han querido conocer cómo es su relación actual con María y si entre ellos han hecho este tipo de «juegos»: «A mí nunca me ha hecho un striptease. Ni si quiera cuando la conocí». Para Gustavo lo más complicado ha sido la desconfianza que este tipo de comportamientos ha sembrado en él. Asegura que la que fuera actriz de cine para adultos ha sembrado la desconfianza en su relación. «Me da asco, pero asco», ha dicho también al conocer la cifra que pide su pareja para este tipo de bailes.

María Lapiedra pide sobre unos 1.500 euros para bailar. «No la reconozco. No reconozco la vida que llevamos ahora. No la entiendo. No entiendo nada. Me da igual que sean 1.500 que 8.000 euros. Para mí la cantidad es lo de menos. Para mí es la desconfianza que ha sembrado y que para mí va a ser muy difícil o quizá imposible volver a tener confianza». Gustavo ha querido matizar sus sentimientos: «No estoy cabreado. Estoy decepcionado y triste, pero no cabreado».