Valgo más por lo que callo que por lo que cuento. Es una amenaza velada que siempre me ha parecido el recurso de los pusilánimes. Solo que hay en ocasiones que se puede aplicar al 100 por 100. Es el caso de Gloria Mohedano, quien, de momento, sigue muda como Belinda.

gloria-mohedano
Gloria Mohedano y su marido, José Antonio, tienen una buena relación con Gloria Camila.

Gloria Mohedano, que guarda un parecido físico espectacular con su hermana, Rocío Jurado, ha seguido llevando una vida sencilla, con su marido, José Antonio, y, de momento, no ha protagonizado una portada de revista, aunque ofertas ha tenido, ni ha pisado un plató de televisión.

Desde que estallara la enfermedad de Rocío Jurado, un cáncer inexorable que la devoró en apenas dos años, empezaron a salir voceros de la cantante, que convirtieron en profesión contar los últimos meses de su vida, cuando se aferraba a un hilo de esperanza en Houston, y la vida sin ella. Miraban al pasado, metían el dedo en la llaga, generaban noticias de desplantes, de diferencias, de rencillas. Trapos sucios que se deberían haber lavado en casa, pero que de no haberlo hecho no habrían generado dividendos.

rocio-jurado

Todo este tiempo, Gloria Mohedano seguía callada, aunque su marido, José Antonio, a quien parecía gustar los medios de comunicación, ejercía de portavoz y sentaba cátedra sobre las discrepancias familiares que cada vez resultaba más difíciles de ocultar.

Mientras tanto hemos asistido a la descomposición de los Mohedano, y hemos sido partícipes de vicisitudes propias de una novela del siglo XIX adaptada a los tiempos en los que la televisión y los polígrafos son los nuevos confesionarios.

amador-mohedano

Mientras tanto, Gloria Mohedano guardaba un digno silencio, quizás llorando por dentro por ver el nombre de su hermana relacionado con cuestiones que hubieran hecho bramar esa garganta en la que cabían tres pianos, por lo larga que era en los registros a los que podía llegar.

Ahora llega la boda de Rocío Carrasco y no está muy claro quiénes irán y quiénes no, aunque se van filtrando nombres, como en una película de misterio, para generar expectación ante su más que probable comercialización. Poco probable parece que le haya llegado la invitación a Gloria Mohedano, a quien parece separar un abismo de su sobrina. Amador Mohedano dice que le duele que su sobrina no hable a su hermana y él también está contribuyendo a que quede blanco sobre negro un culebrón del que todavía hay muchos capítulos por escribirse.

ortega

El testimonio de Gloria Mohedano es especialmente relevante para quitar la sombra sobre ciertos aspectos de la vida de Rocío Jurado: cómo era la vida de la cantante y su relación con su hija, los entresijos de su matrimonio con Ortega Cano, cómo la cantante aglutinaba a la familia.

Desde aquí hago un llamamiento a Gloria Mohedano a que abra la boca, a que salga del ostracismo mediático al que ella misma se somete, a que tienda una mano a Rocío Carrasco y a que pongaen marcha esa reunión que sugería su hermano Amador, en la que podrían resolverse algunos de los conflictos.

También nos gustaría saber cómo es ella, si sentía celos de su hermana o de Rosa Benito, que nos contara cómo quiere mantener vivo el legado de la intérprete de ‘Señora’ y cómo ha vivido los problemas de su hermano Amador.

Aquí estamos, esperando… tic tac tic tac