Gloria Camila ha mandado en sus redes sociales un zasca, eso sí, se desconoce el destinatario al que está dirigido.


Gloria Camila ha dado un paso atrás. Así se hizo evidente hace tan solo unos días en el debate de ‘Supervivientes’ donde dejó de defender a ultranza a Olga Moreno, ya que consideraba que hablar de ciertos temas no hacía otra cosa que perjudicarle. La joven está preocupada por su padre y no quiere entrar en guerras que empañen esta situación. A pesar de que Ortega Cano ya ha recibido el alta, en las últimas horas las noticias apuntan a un empeoramiento en su salud, lo que de nuevo ha hecho saltar todas las alarmas. Precisamente poco después de que salte la noticia, Gloria Camila ha posteado una frase que muchos han entendido como un zasca, eso sí, se desconoce a quien. «La buena vibra se contagia» dice la imagen a lo que ella ha añadido «y la mala también». 

Gloria Camila
Redes sociales

La joven parece estar cansada de estar en el punto de mira y de que se la ponga en entredicho. En una de sus últimas intervenciones televisivas dejó claro que, a veces creía que da igual lo que diga, pues dijera lo que dijera se vería perjudicada. «Entiendo que Olga necesite hablar de estas cosas, pero tengo 80.000 ojos encima y al final siempre se me va a criticar», comentaba en su Instagram. Eso sí, lo que ha dejado claro es que no es para Rocío Flores, ya que ambas han desmentido que ese distanciamiento exista. Tía y sobrina siguen teniendo muy buena relación, aunque es cierto que sus agendas no han encajado para verse todo lo que les gustaría los últimos días. La actriz se ha convertido en su fiel escudera desde que se comenzara a emitir la docuserie, pero ahora han optado por no hacer ruido. No quieren entrar en guerras y prefieren optar por el silencio para que el vendaval mediático pase lo más pronto posible. Sus últimas colaboraciones en ‘Supervivientes’ no han sido fáciles y quieren huir de tanto ruido.

Gtres

Para superar este tsunami Gloria Camila se apoya en su novio David, así como en su familia. Cabe recordar que acaban de sufrir otro golpe, ya que, según ha podido saber SEMANA, su hermano José Fernando no saldrá del centro en el que permanece hasta el dentro de un año. Un juez ha retrasado su salida del psiquiátrico, derribando todos los planes que hasta ahora tenía junto a su familia y junto a Michu y su pequeña. Desde hace cuatro años permanece ingresado en San Juan de Dios, no obstante, ha sido sancionado por saltarse la orden de alejamiento que tenía con su novia.