La joven ha arremetido contra su hermana en el plató de ‘Ya son las ocho’ por querer revelar reflexiones inéditas de su madre «con beneficio económico».


Gloria Camila Ortega ha hablado con todo lujo de detalles de los motivos que la llevaron a emprender un enfrentamiento judicial con su hermana, Rocío Carrasco. Lo ha hecho en el plató de Ya son las ocho’, el nuevo programa de Sonsoles Ónega en Telecinco. Considera que tiene el mismo derecho que su hermana a tener acceso a los documentos de Rocío Jurado. «Soy yo la que decido y llamo a mi padre y le digo: ‘Voy a hacer esto. Rocío Jurado tuvo tres hijos, no una. Antes de que lo vendas o lo publiques quiero saber qué es», ha explicado.

«En ciertos programas se han ido cebando de la segunda parte del documental de mi hermana con unos documentos, unos escritos, unas reflexiones de mi madre. Y en internet se hablaba en plural», ha arrancado diciendo. «Cuando veo eso y que se va a emitir en un documental, digo ‘no sé de qué documentos se está hablando y no soy conocedora’. Y creo como soy hija legítima me pertenece el derecho de conocerlos antes de que se publiquen con beneficio económico. Yo lucho por conocer esos documentos».

«No he llamado a mi hermana porque llevamos ocho años sin hablar»

La hija de Rocío Jurado y José Ortega Cano ha aclarado que decidió acudir a los juzgados en vez de llamar directamente a Rocío Carrasco porque entre ellas no existe relación alguna: «No he llamado a mi hermana porque llevamos ocho años sin hablar, no tengo ninguna relación y llamarla ahora para decirle ‘me enseñas esto’ cuando la última vez no supe nada de ella me parece un poco mal. Y no me parece la vía fácil».

Telecinco

Gloria Camila ha relatado que tras poner una demanda y solicitar que «quiere saber esto antes de que se divulgue públicamente». La juez le da la razón y accede a que Carrasco muestre «los documentos con titularidad de Rocío Jurado que se hayan puesto en manos de la cadena en la que se va a emitir el documental».

«Aunque mi madre haya fallecido, su recuerdo y su persona hay que respetarla»

La joven ha explicado que cuando su hermana se presenta en los juzgados alega que los supuestos diarios de la cantante no existen: «Ella llega al juicio y dice que no hay más documentos y que ella no ha puesto en conocimiento a nadie y que no hay nada que tenga que enseñar porque no hay nada. Entendemos que en el documental no se va a hablar de nada de esos documentos porque no existen. Porque no los ha divulgado ni los ha puesto en conocimiento de nadie. Es lo único que pido».

«No pido nada más, ni lo que tenga de mi madre solo lo que se va a mostrar en el documental», destaca. La colaboradora se ha quejado de la actitud de su hermana, dispuesta a mostrar a toda España «reflexiones sobre su intimidad y sobre su privacidad que hizo tumbada en su sillón de masajes o en la cocina o donde fuese. Reflexiones que no hizo en vida y que creo que no hay que hacerlos públicos porque es la intimidad de una persona. Aunque haya fallecido, su recuerdo y su persona hay que respetarla».

Montaje SEMANA

Todo parece indicar que el breve encuentro de las dos hijas de la chipionera se produjo de una manera tan fría que Gloria Camila se ha limitado a contar únicamente la parte más administrativa de su denuncia. «Ella enseña un documento que no es lo que se le ha pedido. Y de hecho ella dice que ojalá no hubiera enseñado ese documento», ha recordado. «Enseña un documento que no le pedimos ni nosotros ni la jueza». Asimismo, ha recordado que «si ahora se hace un documental y se enseñan documentos privados de mi madre eso está penalizado porque ya se le ha pedido y no lo ha presentado».

Así habla de Rocío Flores: «Somos un apoyo mutuo y la quiero muchísimo»

La joven ha hablado también se la relación con su sobrina, Rocío Flores. «Cada uno es libre. Sí quiero dejar claro que las comparaciones entre que unas hablan y otros no son horribles. Cada uno habla de lo que le parece», decía. «Somos un apoyo mutuo y la quiero muchísimo y le deseo lo mejor del mundo».

Por último, evitaba hablar de lo que Rocío Carrasco pueda contar en la segunda parte de su polémica docuserie. «No me meto. Son las vivencias de mi hermana. Yo me quedo con Rocío y con David, que son los que más quiero».