Este miércoles, Rocío Flores posa por primera vez en bañador. Tras haber perdido más de 25 kilos, la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores es la protagonista de la portada de SEMANA. «Lo he pasado mal, pero ahora soy la mujer nueva», confiesa en nuestra publicación, donde se puede ver un amplio reportaje fotográfico con sugerentes imágenes de la joven en moda de baño, feliz tras un largo proceso que le ha permitido lucir una nueva figura: «Me siento mucho mejor conmigo misma para hacer esta exclusiva. He cambiado por dentro y por fuera». Ante su transformación física, su tía Gloria Camila no puede sentirse más orgullosa. «La veo bastante feliz, segura. Es una envidia las piernas que tiene. Yo le digo: ‘¡Si las tienes más delgadas que yo!’. Ahora se pone más cosas que antes», ha confesado en el plató de ‘Ya son las ocho’. 

 

rocio-flores-destacada
© SEMANA.

La colaboradora del programa de Sonsoles Ónega ha contado que Rocío Flores ha notado una mejoría tanto a nivel físico como mental gracias a los kilos que se ha quitado de encima. Ahora luce un cuerpo espectacular que solo se puede ver en las páginas de la revista SEMANA. Ya puedes adquirir el número en tu kiosco, supermercado o descargando la versión online AQUÍ.

«Se ha quitado complejos y ahora viste de una manera diferente», dice Gloria Camila

Ahora, Rocío Flores puede lucir ropa que antes le resultaba complicado llevar por la talla: «Se ha quitado complejos y ahora viste de una manera diferente», dice Gloria Camila, orgullosa de su evolución. Con estas declaraciones, la hija de José Ortega Cano se sincera sobre el radical cambio físico de su sobrina. Un cambio que hace sentir muy bien a Rocío. Su actual figura la ha hecho recuperar su autoestima: «Me quiero a mí misma más que nunca». Y es por ello que Rocío se ha quitado esa coraza que lleva desde hace años por sus especiales circunstancias personales y familiares. Y así lo reconoce: “Lo he pasado mal, pero estoy muy cerca de ser la mujer que quiero ser”.

Rocío Flores
Redes sociales

El nuevo cuerpo de Rocío Flores es fruto de muchos esfuerzos: dieta, ejercicio y varios pasos por quirófano. Todos ellos han tenido lugar tras su paso por ‘Supervivientes 2020’. La última intervención quirúrgica a la que se ha sometido es una lipoescultura con bodytite de la que está teniendo una recuperación más lenta de la que imaginó en un principio. Se sometió a la intervención el pasado 29 de marzo, pero aún debe llevar una faja compresora para lograr una total recuperación. También se ha operado el pecho y se ha sometido a retoquitos a golpe de inyecciones: «Me he quitado un bulto de la nariz, me he rellenado un poco los labios y me he puesto bótox en la frente y como tengo un hueso de nacimiento pues me lo he rellenado», ha explicado. Incluso ha corregido su dentadura con un tratamiento de ortodoncia invisible y un blanqueamiento dental.

 

¿Cómo se llama el novio de Rocío Flores?

El malagueño Manuel Bedmar es la pareja de Rocío Flores. Llevan juntos más de cinco años.