FRAN RIVERA TANA

Fran Rivera: su hija Tana, testigo de su vuelta ‘oficial’ a los ruedos

Fran Rivera ha regresado a los ruedos ante la atenta mirada de su hija Tana, a la que ha dedicado su corrida de ayer en Jerez.

Fran Rivera ha regresado a los ruedos dos años de manera ‘oficial’ después de cortarse la coleta. Hace unos días reaparecía en una corrida benéfica en Granada, pero la de ayer fue su vuelta al toreo por la puerta grande: junto a otras grandes figuras, en la Feria del Caballo de Jerez, y con una testigo de excepción: su hija Tana, a la que ha dedicado su corrida ahora que retoma el capote.

8Su retorno a las plazas después de dos años fuera de ellas

El diestro decidió cortarse la coleta en 2017. Anunció su retirada en la tradicional corrida Goyesca de Ronda, en septiembre de 2017. Ahora, dos años después, vuelve a vestirse de luces y a ponerse delante de un toro. Ayer lo hizo en compañía de otros grandes maestros, -y grandes amigos-, como Morante de la Puebla y El Juli. Y ante la atenta mirada de su hija mayor, Tana, quien no quiso perderse la gran tarde en el coso de su padre.

7Su hija, muy atenta a su padre

Tana no se perdió la corrida de su padre en Jerez, con motivo de la Feria del Caballo de la ciudad. La joven acudía en compañía de una amiga, y no perdió detalle de los movimientos de su padre, que volvía a vestirse de luces tras dos años alejado de los ruedos.

6Con Morante de la Puebla

5De nuevo, vestido de luces

4Fran dedica la corrida a Tana, sentada en las gradas

3Rodeado de buenos amigos

2Con grandes figuras: Morante y El Juli

1Un torero de casta