Después de pasar los primeros meses de cuarentena en Ronda, Fran Rivera y Lourdes Montes se han trasladado hasta El Rocío para desconectar. Esta es su nueva rutina con planes familiares de lo más relajantes.


Fran Rivera y Lourdes Montes están pasando el final de la cuarentena por la crisis del coronavirus en El Rocío, Huelva. El matrimonio se ha trasladado hasta allí para disfrutar de unos días de relax y desconexión en la aldea de El Rocío, conocido por estar allí la ermita de la virgen, por la que sienten devoción.

Aunque han pasado los meses de confinamiento en Ronda, Málaga, en compañía de Tana Rivera y Sibi Montes, desde hace ya unos días se puede viajar por toda la comunidad anadaluza, algo que les ha llevado a desplazarse hasta el El Rocío para desconectar y descansar antes de que se acabe el Estado de Alarma en nuestro país.

Aprovechando las buenas temperaturas -sin hacer todavía mucho calor-, Fran y Lourdes han salido de la casa en las que están pasando estos días para disfrutar de un paseo. El torero se decantó por coger uno de sus caballos en compañía de su hijo pequeño Curro y pasear por la aldea. Por su parte, Lourdes Montes se decantó por irse a correr para seguir cumpliendo con su rutina deportiva de estos meses.

No sabemos cuándo tienen pleanteado el matrimomio volver a su casa de Sevilla. Lo cierto es que desde que decretaran el Estado de Alarma en nuestro país el pasado 14 de marzo por la crisis sanitaria causada por la crisis del coronavirus, la familia al completo no está en la capital andaluza.

Tomaron la decisión de irse hasta El Recreo de San Cayetano, la finca que tiene la familia en Ronda. Esta finca perteneció a su abuelo, Antonio Ordóñez, pero fue heredada por sus nietos, que en 2014 tomaron la decisión de convertirlo en un hotel de alojamiento rural. De hecho, las cenizas de Antonio Ordóñez están depositadas en este lugar, que para él fue muy especial.

«Me vine para Ronda porque en el campo se lleva un poco mejor. Estamos en casa, en medio del campo, no es lo mismo, doy gracias a Dios por eso. Estoy feliz de tener a mis tres hijos conmigo, tantos días seguidos. Hay que mirar el lado bueno de todo. Esta es la casa de mi bisbuaelo y aquí nació mi abuelo. Es una casa muy antigua. Estamos todo el día en el salón», comentaba por videollamada hace unas semanas.

Junto a ellos han estado también su hija Tana Rivera y la hermana de su mujer, Sibi Montes, que no paró de compartir instantáneas desde ‘El Recreo de San Cayetano’. Han sido unos días para estar en familia y poder desconectar de la ajetreada rutina que no nos permite pasar tanto tiempo con los nuestros. No sabemos si ellas también se encuentran con ellos en Huelva.