Feliciano López y Sandra Gago se han dejado ver en el destino favorito de nuestros famosos: Ibiza. Esto es todo lo que han hecho a bordo de un barco en alta mar.


No es habitual ver a Feliciano López y Sandra Gago disfrutando de ratitos de relax y desconexión. Normalmente seguimos sus vidas a través de lo que ambos muestran en sus respectivas redes sociales. Ella suele dejar ver sus entrenamientos en casa o incluso se atreve a compartir alguna imagen de su pequeño Darío. Por su parte, el tenista es más de mostrar solo lo que ocurre en su vida profesional, entre torneo y torneo.

Pues bien, por primera vez, la pareja se ha dejado ver de vacaciones, disfrutando de unos días de descanso, para recargar pilas antes de tener que volver a retomar sus respectivos trabajos. Como hacen otros rostros conocidos, Feliciano y Sandra han elegido Ibiza para descansar.

Y en la isla pitiusa, el matrimonio ha hecho uno de los planes preferidos de todos los famosos: pasar un día a bordo de un barco en alta mar. Allí han estado acompañados de un grupo de amigos, con los que han pasado unas horas increíbles. Feliciano y Sandra han disfrutado de un baño refrescante.

Feliciano López y Sandra Gago desconectan en Ibiza

© Gtres.

Feliciano López ha presumido de cuerpo trabajado en bañador. El tenista era el primero en atreverse a tirarse al agua. Tras el chapuzón, no dudaba en darse una ducha en la base de la popa del barco. Por su parte, Sandra Gago, que dio a luz a su hijo Darío el pasado 4 de enero, ha lucido cuerpazo con un trikini blanco con unas letras de colores en el pecho.

Aunque tratan de viajar a todos los sitios con su hijo Darío, parece que para esta jornada de alta mar, han preferido no llevarlo. El pequeño tiene apenas seis meses, por lo que es muy bebé todavía para poder hacer este tipo de planes con él. Donde sí se lo han llevado ha sido a los diferentes lugares en los que el tenista ha disputado algún torneo.

Feliciano ya desveló lo duro que fue para él separarse de su bebé a los pocos días de que naciera: «Fue muy duro dejar en casa a mi hijo de apenas 10 días y a mi mujer para irme al otro lado del mundo literalmente a jugar el que quizá pueda ser mi último @australianopen. Esperemos que no!», declaraba.

Un bebé muy deseado

El pequeño Darío ha llenado de felicidad la vida de sus padres. Ha sido un embarazo muy llevadero para la modelo. Cabe señalar que la propia Sandra comentó que su embarazo había sido fácil, apenas había tenido dolores y nada fuera de lo común, por lo que, quién sabe, si la pareja no tardará en volver a animarse a repetir experiencia y ser padres esta vez por segunda vez. Por ahora, toca disfrutar el verano.