Paz Padilla ha encontrado un momento en su viaje a Canarias para irse a la playa y disfrutar de su meditación, que le hace conectar con su marido, Antonio Juan Vidal, fallecido en julio de este mismo año.


Paz Padilla ha pasado unos días maravillosos en Canarias, hasta donde ha viajado por trabajo en compañía de su hija, Anna Ferrer Padilla. Aún así, allí ha podido reencontrarse con otros amigos, porque no todo ha sido trabajar. De hecho, ha podido salir a cenar, disfrutar de las comodidades del hotel en el que se han alojado e incluso, hace su meditación en la playa.

Ha sido durante un atardecer. Paz Padilla encontraba un momento para conectar con su marido, Antonio Juan Vidal, que falleció el 18 de julio de 2020 tras una dura enfermedad, a través de la meditación: «Meditar me conecta con él. Te echo de menos», escribía junto a una instantánea en la que aparecía en la arena con la postura de meditación mientras disfrutaba de una atardecer increíble.

Esta es la manera que tiene Paz Padilla de reencontrarse con su marido. Ella misma ha compartido en más de una ocasión que esto le hace sentir muy bien. Hace unas semanas precisamente, aseguraba que esto le hacía imaginar que Antonio estaba junto a ella. «Imaginando que estás conmigo», desvelaba durante una meditación en el jardín de su casa.

Paz Padilla ha encontrado un hueco para meditar en la playa

© Redes sociales.

Desde que falleciera su marido, Paz Padilla ha sentido una conexión con él a través de los atardeceres. De hecho, durante el homenaje que le hizo apenas unos días después de que falleciera, la presentadora de ‘Sálvame’, acompañada de parte de su familia y su hija, ponía sus canciones favoritas y bailaba junto a todos ellos mientras que veían el atardecer.

El pasado 21 de septiembre, Paz Padilla felicitaba a Antonio con una bonita y tierna instantánea donde aparecía dándole un beso en la frente. De esta forma, la dedicaba su mejor deseo para este gran día, que le hubiese gustado pasarlo con él: «Feliz cumpleaños mi amor!!! Celébralo con una gran fiesta, yo aquí te seguiré diciendo te quiero y mandándote besos llenos de ternura, te amo!!!!».

Lo recuerda públicamente con dedicatorias de lo más románticas

© Redes sociales.

Aunque ha pasado unos meses muy duros, Paz Padilla ha estado retomando poco a poco la normalidad durante todo este tiempo. La presentadora hace unas semanas decidía volver a su afición favorita: el aeroyoga, pero como era de esperar después de tanto tiempo sin practicarlo, notaba las consecuencias. Estar oxidada ha hecho que después de las clases note muchas agujetas. «Volviendo a clase después del confinamiento», escribía junto a unos vídeos en los que la vemos practicar sin todavía mucha destreza.

Paz ha sido siempre muy cuidadosa con sus planes en plena pandemia, pero cuando los compromisos profesionales le han obligado a viajar, lo ha hecho. Hace apenas unos días, precisamente, hacía las maletas para ir a Canarias, desde donde ha compartido su día a día en compañía de su hija y mostrando que han respetado todas las medidas de seguridad.