La joven, Ana Soria, es estudiante de Derecho y se estaría planteando hacer las prácticas en el despacho de un reputado jurista.


Desde que Ana Soria se convirtiera en un personaje público debido a su relación sentimental con Enrique Ponce ha tenido cientos de ofertas sobre la mesa. Como influencer, imagen de firmas de ropa o para promocionar algunos productos en el universo 2.0, sin embargo, la joven de 22 años ha rechazado todas y cada una de ellas. La almeriense prefiere centrarse en su carrera de Derecho y así lo ha dejado claro en multitud de ocasiones, entre ellos, a sus padres, a quienes prometió acabarla, a pesar del ruido mediático que había irrumpido en su vida. Meses después de aquello, Ana Soria está a punto de dar un paso más en su trayectoria estudiantil. Hablamos de las prácticas, las cuales estaría planteando hacerlas en el despacho de un amigo de la familia y no de su padre, como se había dicho. Tras ellas, hay quien se queda en la empresa, lo que, sin ningún género de dudas, cambiaría su vida para siempre.

Instagram

El jurista Baltasar Garzón es su padrino y ella adora el Derecho, por lo que quién mejor que él para enseñarle todo lo que sabe. La admiración es mutua y ese sería un gran salto en su carrera, lo que multiplica sus ganas de querer hacerlo. El momento perfecto para hacerlo sería este verano y así lo asegura ‘Eurotoro’, pero si aceptara ¿qué supondría para Ana Soria este cambio?, ¿cómo es este despacho?, ¿qué tipo de casos ha llevado? Nadie duda de que sería un progreso para ella y un importante logro en su currículum el hecho de poder trabajar al lado de Baltasar Garzón, aunque esa decisión podría provocar su traslado a Madrid. Ilocad tiene su sede en una céntrica zona de la capital, aunque cuenta con una sede en Jaén, ubicación mucho más cercana a Almería y, por tanto, a Ana Soria.

Allí ofrecen asesoría jurídica y defensa en diferentes áreas del Derecho Penal, Civil, Mercantil y Administrativo y han llevado casos de renombre. Tanto es así que su facturación en los 8 años que lleva abierto supera los 20 millones de euros, cifras que demuestran que este bufete es muy rentable para el exjuez. Baltasar Garzón, por su parte, cuenta con muchos contactos y son muchos los que precisan de su ayuda, lo que haría de esta oportunidad para Ana Soria algo irrechazable de haberle sido propuesto. Cabe señalar que en los meses de verano de 2021, Enrique Ponce ya habría retomado las corridas de toros que se han paralizado a causa del COVID, un motivo más que suficiente para centrarse en sí misma y poder continuar con su carrera estudiantil.

Enrique Ponce suegro
Redes sociales

De este modo, se desvincularía del despacho de su padre, Federico Soria, quien también es abogado y quien piensa dejarle el legado a sus hijos. Buen amigo de Garzón, no es descabellado que anime a Ana Soria a probar suerte con otros bufetes distintos a lo que ella conoce. Aunque se desconoce qué consejos le ha dado Enrique Ponce en todo este asunto, lo que está más que claro es que él en los últimos meses ha apostado por aquel refrán de «quien no arriesga, no gana». El diestro dejó su vida en Madrid para afincarse en Almería, la ciudad en la que ella nació, y donde se ha alquilado un espectacular ático del que la revista SEMANA te ofreció todos los detalles en exclusiva.