La peluquera y empresaria ya habló de cómo era Rocío Carrasco cuando ella la conoció en las memoerias que protagonizó en SEMANA en 2016. Así definía Raquel Mosquera a la hija de Rocío Jurado y Pedro Carrasco.


La emisión del capítulo 6 de la docuserie de Rocío Carrasco, ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’ hizo que la hija de Rocío Jurado sacara a la palestra a un ya conocido rostro del mundo del corazón. Se trataba de Raquel Mosquera, de la que Rocío habló con dureza. Entre muchas de las cosas que dijo de ella, esta explicó que para ella no existía la que fuera mujer de su padre, Pedro Carrasco.

Una vez fallecido el boxeador, la guerra comenzó entre ellas, ya que, según Rocíito, la peluquera se quedó con un reloj que perteneció a su padre, en vez de devolvérselo a ella. Mientras hace décadas Raquel Mosquera mantuvo que ella se lo pidió porque era un Rolex, la hija de Rocío Jurado mantuvo ante las cámaras que nada más lejos de la realidad. Entre lágrimas, aseguró que solo le movía un valor sentimental, ya que en la parte trasera aparecía la inscripción del día de su boda con ‘La más grande’.

Pues bien, en medio de esta polémica, recuperamos algunas de las declaraciones que Raquel Mosquera dio en sus memorias publicadas en SEMANA en 2016 sobre varios hechos que vivió con Rocío Carrasco cuando ella empezó a salir con su padre. Para ello, la peluquera recordaba el día que vio por primera vez a una joven Rocío Carrasco y del feo que le hizo cuando con cariño preparó algo de picar en su casa, a pesar de que aún no se conocían.

«La vi por primera vez en el piso del Paseo de la Habana, donde me la presentó Pedro y preparé unos aperitivos sencillos para recibirla, algo de lo que se estuvo guaseando con que si yo los había preparado o no. Al final nos fuimos a comer a un restaurante chino de Cuzco y rematamos la tarde con un paseo por la Esquina del Bernabéu, de tiendas… Pedro estaba orgulloso de sus dos niñas y feliz por lo bien que habíamos encajado», declaraba Raquel.

Rocío Carrasco tenía 14 años cuando conoció a Raquel Mosquera

© Telecinco.

A pesar del feo que le hizo con los preparativos, Raquel Mosquera tuvo una buena percepción de ella: «Tuvo la mejor disposición hacia mí, la vi sencilla, espontánea, simpática y rápida en sus reacciones desde que me dijo: «Por fin te conozco». Me gustó mucho y fue una alegría poder decirle a su padre: ‘¡Qué maja es, cómo me ha caído de bien! Parece más mayor’. Él me avisó: ‘Es más larga, las pilla al vuelo'».

Raquel Mosquera tuvo buen concepto de ella, pero en las memorias que publicó SEMANA en exclusiva, la empresaria quiso destacar algunas características de la personalidad de la joven: «La Rocío que conocí a sus 14 años era una buena niña. Como tantos otros adolescentes, era caprichosa y casi siempre se salía con la suya. Era: quiero, tengo», empieza explicando Raquel Mosquera.

En SEMANA, Raquel destacó de la Rocío joven lo caprichosa que era

Raquel Mosquera
© Cuco Cuervo.

Y es que Rocío Carrasco parecía tener a su padre a su favor siempre: «Aunque su padre hablase muchísimo con ella intentando hacerle ver por qué no podían ser muchas cosas, él tampoco se negaba a antojos, como un anillo de tres aros con tres gemas… En todo caso, su padre no le consentía más de lo razonable, mientras su madre le daba todo lo que ella quería. Así era», dice rotunda.