Jesús Castro está muy cabreado, porque no quiere hablar de su novia con la prensa, aunque hace dos días sí lo hizo. Las advertencias que realiza a los reporteros seguro que no son bien recibidas en Vejer, su ciudad natal, al alimentar posibles estereotipos desafortunados. Vea el vídeo


Jesús Castro parecía que había eliminado el velo de misterio que rodeaba a su relación con Alba Casillas, prima de Iker Casillas, que se hizo un nombre propio tras buscar el amor y la fama en ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’. El actor habló abiertamente sobre su novia hace tan solo dos días, alegando que rompía su silencio porque no quería ocultar sus evidentes sentimientos hacia su chica y echándole piropos a la mujer que había conseguido saltarse las trincheras para finalmente conquistar su corazón. Sin embargo, días más tarde se desdice y ahora se cabrea cuando los reporteros le preguntan sobre su romance tras verle compartiendo unas cañitas con su novia y unos amigos en una terraza de Madrid.

Vídeo: Europa Press

El actor Jesús Castro está muy cabreado y su reacción deja a los reporteros muy sorprendidos, dado que un día es todo amabilidad hablando sin reparos sobre su novia, Alba Casillas, para dos días después quejarse que es su “día libre” y que no está dispuesto a escuchar preguntas sobre su vida amorosa. Pero la sorpresa no llega por negarse a responder, sino por cómo lo hace, dejando claro que por las malas su respuesta sería peor y mentando que es de Vejer como advertencia, algo quizá no siente bien a sus convecinos, al alimentar futuribles estereotipos en los que no se sentirán cómodos todos.

Claro está, los periodistas hacen su trabajo y no saben a ciencia cierta si un famoso que un día habla de su amor aprovechando una promoción, al día siguiente exige de malas formas que no se le mente los avatares de su corazón. Quizá lo peor no haya sido su negativa a responder, pues no es el primero que lo hace, pero quizá las advertencias a los profesionales que hacen su trabajo, inestimables para él cuando quiere dar a conocer sus trabajos al público, estén algo desafortunadas: “Puedo ser pacífico y atenderos de una forma educada, también puedo no serlo y créeme que no queréis. Si yo me pongo a malas, te recuerdo que soy de Vejer y este señor no graba y esta señora, con todos mis respetos, no pone el micro”. Y continúa apuntando en la misma línea advirtiendo a los reporteros.

Vea el vídeo de arriba en el que Jesús Castro ofrece su imagen más desfavorecida al enfrentarse a la prensa y advertirles de que podría “no ser pacífico”. También puedes ver el siguiente vídeo, en el que su actitud es bien distinta y con solo dos días de diferencia:

Vídeo: Europa Press