El diestro no solo se ha atrevido a hacer ejercicio con su hija y demostrar su buen estado físico, también con el novio de esta, David García.


José Ortega Cano y su hija, Gloria Camila, han demostrado siempre ser uña y carne. La joven siente auténtica adoración por su padre que hace tan solo unos días celebraba su 67 cumpleaños. «Mi maestro de la vida», así se refería al torero. Esta vez, ha utilizado sus redes sociales para hacernos partícipes de una divertida jornada familiar que ha dejado a muchos con la boca abierta y en la que se ve que el diestro está en plena forma. 

Instagram

La cocina de casa se ha convertido en un gimnasio improvisado y padre e hija han aprovechado para hacer algunos estiramientos muy coordinados. La joven ha compartido diversos vídeos en sus historias de Instagram donde les vemos en plena acción. Pierna derecha arriba, pierna izquierda… y ritmo, mucho ritmo. El resultado es una forma física envidiable. 

Ortega Cano no solo se atrevía a hacer estos ejercicios con su hija, también con el novio de esta, David García. «Miiisss boys», presumía de chicos Gloria Camila. Esta publicación también demuestra la estupenda relación que mantiene el torero con su yerno quien lleva algo más de un año de relación con su hija. El domingo en familia no quedaba ahí y poco después, volvían a disfrutar como auténticos enanos, sobre todo ella de su progenitor quien seguía estupendamente el ritmo de la joven.

Instagram

Tras los estiramientos tocaba montar a borriquito. «Arre papi arre», le decía en la imagen que ha subido en redes. La sesión de acrobacias terminaba con una bonita estampa en blanco y negro donde ambos han posado luciendo una gran sonrisa prueba de la gran complicidad que tienen. Con motivo del 67 cumpleaños de Ortega Cano, celebrado el pasado 23 de diciembre, Gloria Camila compartió una bonita imagen de ambos muy elegantes y un sentido mensaje: «Te amo papá. Muchas felicidades, lo importante es poder seguir cumpliéndolos», le decía.

Su 67 cumpleaños

Por su aniversario, el torero salió a comer con su mujer, Ana María Aldón, y el hijo que tienen en común, José María, de 7 años. Durante el día también estuvo acompañado por su hija. Uno de los momentos más destacados de la jornada tuvo lugar cuando José Fernando le felicitó a través de una videollamada muy especial, según él mismo confesó a los periodistas. «Esta mañana tuve una llamada muy bonita», contó. Asimismo, aseguró que por la pandemia iba a ser más difícil un reencuentro entre todos.

Gtres

El torero ha sido protagonista en las últimas semanas por una supuesta crisis en su matrimonio que su mujer, nueva colaboradora del programa de Telecinco ‘Viva la vida’, ha negado de forma rotunda. «Estamos muy bien. No hay ninguna crisis. Es más, os puedo asegurar que estamos en un momento creo que de los mejores», ha dicho recientemente.