Virginia Troconis, esposa de Manuel Díaz ‘El Cordobés’, se ha puesto nostálgica en sus redes sociales. La venezolana ha compartido con sus seguidores las cosas y personas a las que más echa de menos ahora que está guardando cuarentena, como todos los españoles, a causa de la crisis del coronavirus.

Ya llevamos más de dos semanas de aislamiento obligatorio en nuestras casas. Se trata de un periodo excepcional que despierta un sinfín de sentimientos. Uno de ellos: la melancolía. La mujer del torero ha contado a quién echa de menos a algunos de sus seres en estos días de reclusión en su domicilio.

Lo que más extraña la mujer de ‘El Cordobés’

Algunas de esas personas viven al otro lado del charco. Son personas a las que quiere mucho, como su madre, que se llama como ella, o su hermana, Islette, están pasando unos días en España. También recuerda de una manera especial a su padre, Luis Gerardo Candía, fallecido hace dos años.

Son muchas las personas que forman parte del entorno de Virginia, por las que siente un gran cariño. Algunos no están cerca de ella y a través de Stories de Instagram ha querido dejar constancia de quiénes se trata. En un ejercicio de sinceridad con sus 169.000 ‘followers’, la caribeña ha abierto una pequeña ventana a sus sentimientos más profundos.

Más sincera que nunca, ha animado a quienes la siguen a través de diversos mensajes de aliento. «A veces no hay próxima vez, a veces no hay segundas oportunidades, a veces es ahora o nunca», publicaba hace una semana. Una cita de Bob Marley con la que desea enviar mucha energía positiva. Otra de sus citas célebres reza: «No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento”. Esta frase del escritor estadounidense Walt Whitman es uno de los bonitos mensajes que ha compartido.

Esta misma tarde escribía desde su cuenta de Instagram: «Y volveremos a las calles… a luchar con más fuerzas y más unidos que nunca ♥️ algo habremos aprendido seguro. Por supuesto con el recuerdo de las personas que nos dejaron en nuestros corazones».

Virgina Troconis y Manuel Díaz se dieron el ‘sí, quiero’ ante unos 200 invitados en una boda civil. El enlace tuvo lugar en la ciudad de Valencia, a unos 200 kilómetros al oeste de Caracas. Ya son 16 años de feliz y sólido matrimonio.

1Confinada en su casa con su familia

Virginia Troconis y El Cordobés están guardando cuarentena en su finca de Sevilla. Allí permanecen con sus dos hijos, Manuel y Triana.

2Echa de menos sus vacaciones en Portugal

La venezolana tiene ganas de regresar al país vecino, donde ha disfrutado de días inolvidables cerca del mar, y practicando surf, junto a su marido y sus dos pequeños.

3El recuerdo imborrable de su padre

«Qué guapo eras. extraño esa parte de mí que se fue contigo». Con estas palabras y con una foto de su padre, la venezolana ha recordado a su progenitor. Su muerte, en 2017, fue un duro golpe para ella. «Te llevo en mi alma (…) Algunas personas jamás nos dejan. Son eternas», escribía poco después de su pérdida.

4Una tierna imagen junto a su "abuelita"

A su abuela también la echa de menos. «Abuelita linda, te extraño y cuento los días para volver a verte», ha escrito en su cuenta de Instagram.

5Días felices en familia

Las mujeres más importantes en la vida de Virginia Troconis son su madre y su hermana, a las que ha recordado en sus redes con una preciosa instantánea en blanco y negro. «Qué buenos recuerdos. También vale cerrar los ojos y sentir lo felices que somos cuando estamos juntas».

6Repasando las mejores fotos de su álbum familiar

Como ella misma relata, uno de sus pasatiempos favoritos en estos días de cuarentena consiste en «ver fotos y volver a los sitios donde he disfrutado tanto».

7Siempre positiva

A lo largo de los últimos días, Virginia ha compartido numerosos mensajes cargados de optimismo. «Llenándome de buena energía. No vale rendirse», ha subrayado.

8Una cuarentena en su finca de Sevilla

Por suerte, la finca de El Cordobés y su mujer en Andalucía cuenta con espacio más que suficiente para disfrutar de este periodo sin renunciar al aire libre.

9Rodeada de naturaleza

Uno de los privilegios que tiene el matrimonio y su familia es que su residencia se encuentra ubicada en el corazón del campo. Viven rodeados de naturaleza, así que pueden darse el lujo de salir al exterior.

10"Después de la tormenta, la calma"

También ha escrito frases como ésta. «Un día más y un día menos… Después de la lluvia, un arcoiris. Después de la tormenta, la calma. Después de un final, un nuevo comienzo».

11Arropada por su marido

Durante esta temporada separada de las personas a las que quiere, Manuel está siendo el mayor apoyo de Virginia. «Esos abrazos que me devuelven la vida y me dan fuerzas… Juntos somos más fuertes y un gran equipo», ha dicho sobre él.