El matrimonio está disfrutando de unos días de descanso en un enclave de lujo al lado de mar.


Agosto es sinónimo de descanso, vacaciones y desconexión. Lo saben bien Lourdes Montes y Francisco Rivera que están disfrutando de unos reconfortantes días para cargar las pilas de cara al nuevo curso. La pareja ha querido hacer partícipes a sus seguidores de algunos de los románticos momentos que están viviendo desde un destino perfecto: «El paraíso», así calificaba la diseñadora el lugar en el que se encuentran.

Un enclave de lujo al lado de mar y que cuenta con un cuidado jardín, perfecto para disfrutar de una magnífica siesta de verano. El matrimonio está aprovechando para desconectar de la rutina habitual más después de vivir una primavera complicada marcada por una estricta cuarentena por la crisis sanitaria del coronavirus. Escuchar música, leer, navegar… están siendo algunas de las actividades a las que dedican su tiempo.

Lourdes nos ha mostrado la última lectura en la que anda enfrascada. ‘Las Maura’, un libro de Clara Zamora. «Estoy disfrutando con cada página», ha comentado. Asimismo nos hacía partícipes de una refrescante jornada navegando en un yate. Desconocemos si el matrimonio está acompañado por los dos hijos que tienen en común, Carmen, que está a punto de cumplir cinco años, y Curro, de uno. Cabe recordar que el torero tiene una hija de su primer Matrimonio con Eugenia Martínez de Irujo, Cayetana Rivera a la que todos llaman cariñosamente Tana, de 20 años.

Lourdes y Francisco Rivera se han convertido en el mejor tándem. La pareja se dio el «sí, quiero» el 14 de septiembre de 2013 en la finca familiar de «El Recreo de San Cayetano» en Ronda. Formalizaban su romance de forma civil y un año más tarde, el 12 de julio de 2014, organizaron una romántica boda religiosa en Sevilla.

La diseñadora, afectada por la crisis

La pandemia ha sido devastadora para muchos en cuestiones económicas. Lourdes Montes también acusaba que le había afectado en su firma de moda flamenca. «Esto ha sido una cosa totalmente atípica. Nosotras hemos tenido cierta suerte porque nuestros trajes de flamenca son muy clásicos, por lo cual no pasan de moda», afirmaba en declaraciones a SEMANA.

«Junto a mi socia, Rocío Terry, estamos pensando cómo gestionarlo. Si hay feria en septiembre, pues bien, y si no pues igual. Si podemos abrir la tienda durante el verano, como te comenté, al ser diseños muy fáciles y que no pasan de moda, se pueden vender para el año que viene sin ningún problema», comentaba.

Por su parte, el torero y empresario que gestiona la plaza de toros de Ronda ha confirmado recientemente el cartel de una de sus citas clave todos los verano: la Goyesca en la que participarán Morante de la Puebla, Roca Rey y Pablo Aguado.