Kiko Jiménez ha seguido traicionando la confianza de Gloria Camila y su familia, especialmente de Ortega Cano, motivo por el que le han demandado. Así afronta él esta situación judicial y otras muchas polémicas que mantiene abiertas


Kiko Jiménez está viviendo unas semanas gloriosas en televisión, porque ha visto cómo ante la ausencia de los grandes colaboradores y la decisión de muchos famosos de quedarse en casa por la pandemia del coronavirus, su presencia en televisión ha aumentado. Sin embargo, esta sobreexposición también tiene sus inconvenientes, dado que quizá ha hablado más de la cuenta y con la determinación de aprovechar su momento, ha dicho cosas que poco o nada han gustado a su exnovia, Gloria Camila, ni a su familia, los cuales le acogieron como uno más durante cuatro años y ahora han visto su confianza traicionada.

Ya le seguían la pista desde hacía meses, tras desvelar detalles íntimos sobre su vida con Gloria Camila y descubrir algunas cuestiones que la familia de Ortega Cano habría preferido que permaneciesen en la más estricta privacidad. Tan solo con esperar han comprobado que Kiko Jiménez ha ido metiendo más y más el dedo en la herida y la pata en el fango, porque sus declaraciones le han costado ya una demanda que el torero y su hija han asegurado que ya han interpuesto, aunque el novio de Sofía Suescun asegure que no la ha recibido aún.

Pero este no es el único frente abierto que Kiko Jiménez mantiene en televisión. También se enfrenta a las acusaciones del que fuese uno de sus mejores amigos, que reveló que supuestamente había mantenido relaciones sexuales con Chabelita Pantoja meses atrás, por lo que habría sido infiel. Algo que Maite Galdeano no ha dejado pasar para volver a declararle la guerra por enésima vez desde que conquistara el corazón de su hija. Vea el vídeo para comprobar cómo afronta Kiko Jímenez todas estas polémicas, creando incluso otras nuevas con sus palabras: